Blogia
Sailor Worlds

Historias de Manu (I)

Historias de Manu (I)

Hace falta soñar, es cierto. Pero también hacen falta herreros, electricistas. Hacen falta muchos soldadores y soñadores; hacen falta bailarinas y saltimbanquis. Y gente que sepa construir un sueño y ponerlo en marcha, y que haga maquinas para los sueños. Royal de Luxe enseño a Manu a soñar a lo grande. Una noche de borrachera con alguno de ellos , se les ocurrió de pronto una idea en un bar, una idea loca que traía consigo otra mas loca aun, la de llevarla a cabo. “Por el sueño de una noche, dos años de trabajo”.


Royal de Luxe es una compañía teatral en activo desde 1980. Es un pastiche de teatro de calle, que trabaja con ideas grandes, enormes, recicla materiales de desecho y construye sus escenarios rebuscando en los vertederos, gente para la que una lavadora abandonada o el chasis de un aparato roto puede convertirse en un instrumento narrativo. Vagabundos que hacen teatro de calle y llevan así a la gente su concepto de espectáculo.

Manu ve un espectáculo de Royal de Luxe en la Feria de Nimes en 1990. El tiempo pasa pero el espectáculo visto en Nimes permanecerá impreso en los ojos de Manu como una señal imperiosa e indiscutible de la dirección que hay que seguir. La verdadera historia de Francia se llama. El libro que Royal de Luxe lee ante el numeroso publico reunido en las plazas mas bellas de Francia pesa noventa toneladas y tiene doce paginas que representan doce escenas. Consiste en un escenario cambiante que manejan los propios artistas, cada uno de los cuales esta a cargo de una maquina son actores-herreros, actores-constructores. Esfuerzo, sudor y músculos para una representación que solo es posible escenificar en grandes espacios y que los deja exhaustos.

Poco despues, manos a la obra. Comienza el sueño. En el puerto de Lisboa compran un buque de carga fuera de uso. Cuesta un montón de dinero, y costara mas aun ponerlo a punto, pues el barco esta realmente desvencijado. Es un buque gigantesco, de esos que navegan por los mares del mundo con los mas variados cargamentos, y es capaz de atravesar el océano, con un poco de suerte, el motor a gasolina, esperanzas y los dedos cruzados. El proyecto consiste en zarpar hacia Sudamérica y permanecer allí unos cuantos meses. Giras por las principales ciudades y puertos, actuación de La veritable histoire de France, etc...


Los técnicos ponen manos a la obra, en el interior reproducen una calle de Paris, con sus bares, su boulangerie, su empedrado y sus terrazas, parece realmente un trocito de Paris trasplantado a las entrañas de un barco inmenso, por el que pasearan, pasmados, los ciudadanos de Caracas, La Habana, Rio de Janeiro, Montevideo y tantas ciudades mas. Como manda la tradición, el buque fue bautizado y su nombre se estampo con letras enormes en la popa: MELQUÍADES-VILLE DE NANTES.


"El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. Todos los años , por el mes de marzo, una familia de gitanos desarrapados plantaba su carpa cerca de la aldea, y con un grande alboroto de pitos y timbales daban a conocer los nuevos inventos. Primero llevaron el iman. Un gitano corpulento de barba montaraz y manos de gorrión, que se presento con el nombre de Melquíades, hizo una truculenta demostración publica de lo que el mismo llamaba la octava maravilla de los sabios alquimistas de Macedonia. Fue de casa en casa arrastrando dos lingotes metálicos y todo el mundo se espanto al ver que los calderos las pailas, las tenazas y los anafes se caían de su sitio y las maderas crujían por la desesperación de los clavos y los tornillos tratando de desenclavarse, y aun los objetos perdidos desde hacia mucho tiempo aparecían por donde mas se les había buscado, y se arrastraban en desbandada turbulenta detrás de los fierros mágicos de Melquíades."

(...continuará)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres