Blogia
Sailor Worlds

La vida. Mi vida

La vida. Mi vida

Uf! pretencioso, sip, pero habia que ponerle titulo. Tengo de momento 3 sobrinas, de un año, de 14 y de 19. Hijos no, demasiados niños ya en el mundo... aunque mi madre piense que no hay nada mas triste que una pareja sin hijos. Quizas en su epoca si, pero no lo creo ahora, cuando se puede elegir. Aun ahora algunos hay que siguen procreando por que si, como un corcho en ese rio que nos lleva.

Principalmente estoy escribiendo a modo de carta consejera a ellas, mis sobrinas, aun jovencitas y que les ponga sobre aviso de los aconteceres que bien pudieran ocurrirles. No creo que visiten este blog ni por casualidad pq con el MSN, Twiter y demas historias estan muy ocupadas pero, aun asi les doy mi vision de la vida ahora, en mis 40. Por que la percepción que se tiene de ella es variable según la edad desde la que se mira. De esto ya se ha escrito mucho, claro. Es un tema recurrente y a mano. No hace falta que diga que muchos de los recuerdos y vivencias que cito son imposibles hoy dia a pesar de lo cual hablo en presente. A Tamara, la de 19, ya de poco le serviran estas consejas de vieja, pero si algo saca de provecho bienvenido sea.

La infancia, asi a lo bruto, desde los 0 a los 10 años, se vive deprisa, sin darse cuenta de que el vaso empieza a vaciarse ya desde el mismo nacimiento, sin la consciencia de que algo se va gastando y asi, gastando a manos llenas ese arroyuelo de energia y ganas de vivir. Es la epoca en que se aprende y se juega esencialmente. Lo demas es secundario. Todo es nuevo; el cerebro, sus conexiones, redes neuronales y patrones se forman en su mayor parte durante los primeros meses. En los años siguientes se van reforzando y formando circuitos menos importantes (sumar o leer lo son menos que reconocer imagenes o sonidos). En estos años se forjan algunos de los recuerdos que nos acompañaran el resto de nuestra vida; el primer dia en el colegio sin papa y mama, los cumpleaños, las correrias con nuestros primeros amigos... yo particularmente recuerdo muy vividamente como con 2 o 3 años aproveche un momento en que la profesora de maternales (antes de parvulos, la guarderia de ahora) salio de la clase y corri a ponerme sus zapatillas de deporte rojas que dejo en clase. Es curioso porqué algunos recuerdos tan irrelevantes quedan grabados asi. Tambien recuerdo, como si lo tuviera delante, un avion que me trajeron los reyes, creo que un Boeing 747 de la PanAm con un 90% de probabilidad o cuando lleve a mi amigo Teto a casa para ver como mi madre le cambiaba los pañales a mi hermano (pañales de tela obviamente). O los sillones de skay marron, las ventanas de hierro pintadas de blanco y con cristales tan finos que no se como el aire no las atravesaba. Y esas estufas de calor negro (que ya nadie sabe lo que son) y cuando mi padre me solto del sillin y empece a andar solo en bici como una alegoria de la vida misma. En fin, trivialidades que quedan en ese saco de recuerdos que llamamos subconsciente y que no se sabe por que razon. Ah! se me olvidaba. Es cuando se aprende a andar, hablar, leer, escribir, pensar, razonar, correr, nadar, montar en bici. Casi nada.

Luego ya nos hacemos "mayores" y llegamos a la adolescencia, de los 10 a los 20. El arroyo ya es un torrente que discurre entre los accidentes del terreno, torpemente, por donde buenamente puede, sin mirar por donde va. Todos hemos hecho de las nuestras sin pensar mas alla ni en sus consecuencias, como ciegos en una tienda de porcelana. Todas las epocas son importantes en lo que respecta a la ruta y rumbo que nosotros mismos nos trazamos y por la que deambularemos en el futuro, pero esta es especial. Quizas pq empezamos a ser mas conscientes de nosotros mismos, de nuestras debilidades y defectos sobre todo. Estos años tienen dos vertientes, una mas personal e intima y otra con mas proyeccion, digamos ...intelectual. Es cuando se descubre la amistad, el amor, la cerveza, lo prohibido, esos porretes pero tambien cuando se desarrollan nuestros gustos por el deporte, la naturaleza, los libros, nuestro primer viaje en metro o autobus o tren. Aprendemos a conducir el coche y jugar al mus. Nuestra primera acampada con los colegas, el primer beso. El instituto y la universidad.

Todas estas experiencias marcan nuestros recuerdos y desarrollo personal y espiritual futuro. Al final la vida, aunque en esos años aun no lo veamos, no es mas que esos recuerdos. Es todo lo que nos queda. Oliver Sacks contaba un caso de un paciente sin memoria mas alla de los 25 años. No recordaba mas alla. De hecho olvidaba todo al cabo de 5 minutos como las huellas en la orilla del mar. Su vida solo eran esos 25 primeros años que permanecian alli sin saber porque...a pesar de contar 60 años cuando le rescato de una residencia de ancianos, amontonado como un mueble viejo. Me impacto muchisimo esa historia y me hizo pensar sobre la fugacidad y importancia que le damos a ciertas cosas.

Si pudiera darles algun consejo de viaje para esa epoca turbulenta es que abran bien los ojos y absorban la naturaleza, que lean a los clasicos del XIX y XX (perdon a los puristas por meter en el mismo saco a Galdos, Baroja, Doctoievski, Tolkien o Nietzche), que hagan deporte y cojan el habito, que sean amigos de sus amigos y creen lazos que perduraran toda su vida, que respeten a sus mayores (padres, abuelos, profesores, etc...) y si me permiten la licencia (aunque se que es dificil y depende de la vocacion y capacidad de los profesores que les toquen) que aprendan matematicas. Que no desprecien nada por nuevo, ya habra tiempo, pero que tampoco hagan nada que no quieran hacer aunque los demas lo hagan.

Al final de esa etapa empieza a quedar menos agua en el vaso y el tiempo para rectificar nuestros errores, que todos cometemos, es menos y hay que emplearse a fondo. Se necesita voluntad y sobre todo tranquilidad de espiritu y sosiego para poder tener esa perspectiva del futuro proximo que se avecina. Para que dentro de 10 o 15 años podamos mirar atras con orgullo y sin muchos arrepentimientos. Ahora comienza la juventud, de 20 a 30 años y es cuando se materializan muchas de las decisiones que se tomaron años atras y cuando se siembran muchas de las semillas para el futuro. Yo diria que es la mas importante pq mientras que en la adolescencia teniamos el atenuante de la tipica torpeza del chaval, ahora somos seres responsables y mayores de edad. Se nos supone raciocinio y responsabilidad por nuestros actos. Siglos atras estos años de juventud eran equivalentes a la madurez actual y cuando Alejandro (Magno), Julio Cesar, Diego Diaz (el Cid), Leonardo o Einstein (perdon por el salto temporal) cimentaron su obra y prestigio secular. Actualmente, para muchos, es una continuacion literal de la adolescencia en la que se sigue viviendo de prestado, a costa de los padres, sin objetivos vitales a largo plazo, de manera egoista, como un burro con anteojeras confiando en que papa nos siga salvando el culo.

Aun creemos que la vida es larga, pero, ay! cada vez los años son mas cortos. El torrente crece y se ralentiza, pero aun con empuje, como el Noguera Pallaresa. Es epoca de consolidar las amistades, viajar y conocer nuevos horizontes y personas, pero sin olvidar a las que siempre estuvieron ahi. Abrirse a nuevas experiencias, comidas, paisajes, paises, libros. Los gustos cambian y para estos años yo recomendaria a Hesse, Saramago, Garcia Marquez, Ortega y si quedan ganas Campbell y Platon. Si me hicieron caso y les gustan las matematicas esta es buena epoca para la magia de la mecanica cuantica. No se arrepentiran y en los años proximos veran una revolucion en la "biologia cuantica". Es un equilibrio dificil, la vida lo es, pero por el camino se va construyendo.

En esos años recuerdo tardes de billar, mañanas de clase y examen, veranos estudiando y noches de Moncloa. Una tarde de bar con unos amigos y amigas charlando sobre como nos veiamos dentro de 10 años. Yo me seguia viendo igual, con zapatillas de deporte y vaqueros, pero trabajando. A algunas amigas las veia arrastrando un cochecito de bebe y a otras en traje de chaqueta. De esas ya no veo a ninguna y una murio hace poco. De los amigos alguno queda.

Sobre amores no digo nada y cada una que decida segun su conciencia. Si han llegado a estos años mentalmente sanas Risa entonces confio en que habran sabido y sabran elegir bien y cada cosa a su tiempo, sin prisas pero sin pausa. Y antes de irme a mi pasado inmediato, vuestra futura madurez, vuelvo a insistir en que cuideis a esos amigos y amigas de siempre, mas que a los novietes de mes y medio. Si de algo me arrepiento es de no haber sabido hacerlo mejor. Buenos amigos no me faltan pero siempre hay otras cosas que hacer que me impiden verlos con la frecuencia que quisiera. Si lo estais leyendo, espero que lo comprendais y que tambien pongais de vuestra parte.

Y llegamos a la cumbre. Entre los 30 y los 40 llega la decrepitud. Jaja, exagero un poco pero ya vereis que el tiempo vuela, no da tiempo para nada. Trabajo, pareja, ocio, amigos (siempre los amigos). El rio ya se ha convertido en el Ebro antes de su paso por Zaragoza, acaudalado y seguro de si mismo, aunque empezando a vislumbrar Tortosa (jaja). Si habeis seguido medianamente mis pasos ya sereis mujeres que poco tendreis que aprender de mi, con criterio propio y seguro que mejor que el mio. Pero antes de que llegueis aqui os describo el panorama que veo. Muchas parejas jovenes que, como al comprar cualquier "juguetito" , tras la sorpresa y disfrute inicial del recien llegado llega el cansancio y tedio. Amigas en sus 50 y 60 nos dicen que si el tiempo fuera marcha atras no los tendrian, otras si. En fin, es una elección personal. No es una obligación y hay que pensar mucho en el mundo que les espera. El mundo que vereis vosotras dentro de 10-20 años sera con seguridad muy distinto al que yo veo, pero dudo que para alguien amante de la Naturaleza, mejor. Requieren tiempo, dedicacion y mucho esfuerzo. Responsabilidad.

Algunos nos han ido dejando. Ley de vida. Nuestro quehacer diario y prisa por beber la vida no nos ha dejado reflexionar demasiado sobre ello. Creemos que nos queda aun muy lejos

Aparte de los niños y el recuerdo por los que se fueron, por aqui se ve trabajo, mucho trabajo. Se quiere hacer todo bien y hoy. Nuestro futuro va en ello. Debemos agradar a nuestro jefe y dar lo que espera de nosotros. Bueno, eso al principio. Despues, te das cuenta de que si eres bueno y te gusta tu trabajo, lo demas anda solo. Y si a tu jefe no le gusta ya encontraras otro (o tu mismo) al que le guste. Trabajo no te faltara. Tranquila.Tambien veo dinero, mucho o poco es relativo. Es el tiempo en que empiezas a trabajar y ganar dinero. Al principio no sabes muy bien que hacer con tanto y tras los primeros tibubeos debes empezar a ver las cosas con claridad. Es normal que compres tonterias que al mes ya no haces ni caso, pero aprende rapido de estos brotes impulsivos y deja de mirar donde te dicen que mires. Eso se me ha olvidado deciroslo antes y es importante. A la publicidad, ni caso. Si, la vida es mas facil ahora que hace 50 años pero no estoy seguro de que facil sea igual a mejor. En algunos aspectos seguro que no. El confort y la comodidad no pueden ser el motor del progreso. Ni tampoco la publicidad en una sociedad consumista.

Tras ese impetu consumista inicial reflexionad sosegadamente sobre el origen y destino de vuestro sudor convertido en billetes. Sed responsables y gastad asi. Consumo responsable es la frase que quizas aun no os suena, pero que es esencial para que tengais una vida plena. Valorad mas el tiempo que el dinero. Mas la salud que el dinero. Mas el amor que el dinero. Mas el conocimiento que el dinero. En resumen, mandad a la mierda el dinero. Solo necesitais un poco.

Estos son los años en los que debeis empezar a buscar vuestro sitio, vuestro rincon, poco a poco, sin prisa que hay tiempo, pero sin pausa que pasa volando.

Y ya hemos llegado al final de la historia, de la de hoy, que no la mia. Espero. Yo empece hace poco el trecho de la edad adulta, entre los 40 y 50 (50 ya?, joer, que rapido!) y soy nuevo asi que aun puedo deciros poco. Empezais a ver las cosas con otro aire, mas pausado. Siguen molestandome muchas cosas (la falta de respeto y de educacion, principalmente) pero cada vez menos, me resbala mas todo.

Es la edad de encontrar ese rincon que empezasteis a buscar ayer. Ese lugar que os trae recuerdos de otros sitios donde habeis estado y donde os sentis plenamente a gusto. El retiro al que os vais para pensar y olvidar, para disfrutar y absorber energia, para dejar de lado todos los problemas que la vida y el dia a dia traen consigo y volver a vivir. Algunos pueden no estar de acuerdo con alguna o muchas de las cosas que digo, claro, pero yo no me meto en lo que a sus sobrinas o hijos les digan. Para mi, encontrar vuestro sitio, vuestro spot, es algo connatural y esencial para empezar a ser felices. Aunque nos hayamos criado en ella, la ciudad no ofrece casi nada comparado con el campo. No se si quedara algo de campo cuando seais mayores. Seria una pena.

Y que mas? pues algunos nos empiezan a dejar, otros nuevos vienen y por el camino te vas percatando de que va esto. Solo hay lo que ves, disfruta el momento lo mejor que puedas, respira cada vez como si fuera la ultima. A mi creo que aun me queda un trecho por aqui. Uno nunca sabe. Si no es asi, creo haber hecho los deberes, he tenido una vida buena y no he jodido a nadie de manera consciente. Siempre se puede dar mas, siempre. Eso es algo que nos persigue hasta el final. Incluso cuando crees que has dado todo siempre surgen personas como Teresa de Calcuta o Vicente Ferrer. Sin llegar a esos extremos hay ejemplos mas cercanos, pero el camino mas largo siempre empieza con un simple paso, asi que lo primero es lo primero. Poned orden en vuestra casa y entonces salid a ponerlo fuera. Yo aun ando ordenando mis cosas, si es que uno se enreda y...ademas yo soy muy desordenado.

Tambien se que a algun ser querido muy cercano ya le queda poco. Eso ya lo sabia cuando llegó, pero te encariñas con las cosas (animales y personas) y se te olvida. Que le vamos a hacer? Hasta a eso aprendemos. Me gustaria despedirme sin apego, a dejar ir las cosas como son, a su ritmo, pero es tan complicado. Descubres que existe un ritmo universal, como el andar de un elefante enorme y atemporal del que formas parte, pero al que no puedes evitar, es algo natural, nosotros no somos importantes, solo ese flujo de algo. Inevitable, imperceptible, imparable. Como el rio de la vida. Nos veremos por el camino

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

oscar -

Gracias por esta vista de pájaro, me has hecho sentir como Neo al salir de Matrix.
Y ahora en serio, ojalá puedas despedirte de ese ser querido, animal o persona, con todo el agradecimiento y una sonrisa. Si os dísteis bienestar mutuamente, ahí quedará grabado para siempre en el archivo del tiempo, y eso es digno ser celebrado.

igualix -

Gracias pillo segun leia recordaba, como dices solo quedan los recuerdos por que los sueños poco a poco se desvanecen y el presente es tan fugaz........

macarro -

Intenso,sublime,inspirado
A ver si nos vemos, by the way
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres