Blogia
Sailor Worlds

Quemar dinero

Quemar dinero

Lo malo de no ser un entendido en nada es que te expones a decir tonterías continuamente. Y como muestra, este botón:

Había oído hace mucho tiempo que quemar dinero es ilegal, ya que es propiedad del Estado. Algo así como las papeleras de la calle, que puedes usar libremente pero no destrozarlas, ni usarlas para otros fines que no sean los de cumplir con su función original. Si voy por la calle con un un fajo de billetes y me ves quemarlo, denúnciame, y/o llévame al manicomio.

Por otra parte (y por enésima vez), me divertía hace poco imaginando métodos ridículos para estudiar el.. (¿cómo llamarlo?) llamémoslo "la trazabilidad del dinero". Cojo 5€, me voy a la tienda de chuches, y me los gasto. El tendero, al día siguiente, tal vez lleve mi billete al banco para ingresarlo, o lo invierta, o tal vez lo devuelva a otro cliente como cambio, etc. Al cabo de un mes, pueden ser cientos las historias que podrá contar mi billete. Tirando del hilo, no sé cómo acabé en la crisis inmobiliaria de los EEUU, en las subprimes, y mezcolanzas varias. Me vino a la cabeza el siguiente esquema:

- John Doe, un eeuunidense de a pie, quiere comprarse un pisito
- Así que pide un crédito. Hace unos años no se lo habrían concedido, ya que es un poco tarambana y vive al día, sin rumbo ni trabajo fijos. Pero esta vez sí se lo conceden, mira por dónde. Pongamos que una banca Fanny Mae o una Freddie Mac le dan el crédito (Johnny da saltos de alegría, baja corriendo al bar e invita a los colegas a una birrillas).
- Pasa el tiempo, Johnny tiene problemas, y empieza a no poder pagar los plazos.
- Resulta que Fanny Mae tiene muchos clientes similares a Johhny, y se va al garete por la morosidad sumada de todos ellos.

Ahora vamos a jugar al juego de la trazabilidad. Pero con todos mis respetos al pobre Johnny, creo que no podrá jugar. Sobre todo porque el dinero apenas pasó por sus manos. Los billetes salieron del banco y fueron directamente a la inmobiliaria, la cual entregó el piso a Johnny. Pero él ni vió ni olió los dólares. Como ahora estamos jugando a la trazabilidad de los dólares y Johnny apenas los vio pasar, siento tener que dejarle fuera del gran tablero. Fríamente, lo que interesa es que el dinero pasó de los bancos de crédito hipotecario a las inmobiliarias americanas, y allí quedó, en principio. Todavía está localizado.

Con el bajón hipotecario, los demás Johnnies perdieron su capacidad para comprar pisitos, ya que nadie les concedía las necesarias hipotecas. La venta de viviendas bajó. La noticia corrió por los parqués, y los accionistas de inmobiliarias, que se las saben todas, dijeron: "No se venden pisos, el negocio está de capa caída. ¡Ja! ¡Menudo soy yo! Soy más listo que el hambre: Es el momento de veder barato y salvarme de la quema". Qué tipos más hábiles, son los Amos del Universo, como decía Tom Wolfe en La Hoguera de las Vanidades (recomiendo la peli a quien no la vio, y el libro también).

El resto de los accionistas hizo lo mismo, y el proceso de devaluación de acciones siguó repitiéndose. Mientras los bancos hipotecarios apechugaban con sus propios problemas, las inmobiliarias hacían su via crucis paralelo, perdiendo valor en dos frentes:
A) Se vendían pocos pisos (pocos ingresos).
B) Sus acciones caían (el pedazo de capital acumulado años antes, fruto de la especulación inmobiliaria, se esfumaba).

Qué mal asunto. Pero espera, me ha extrañado la última palabra: Se esfumaba. ¡Quieto! ¿No estábamos jugando a la trazabilidad del dinero? Si en algún punto del proceso el dinero se esfuma, se acabó el juego, perdemos todo control. ¿Se esfuma el dinero? Esfumar es una palabra fuerte, casi como salfumán o incluso fumanchú. Se dice pronto: ¿Se ESFUMA el dinero? Es la nueva pregunta. Parece que empiezo por churras y acabo por merinas, pero todo tiene un porqué. A ver si me respondo, que el meollo está justo aquí.

Experimento mental: Tengo 500€ en billetes. Con ellos compro en bolsa una acción por ese valor. Pasado un tiempo, mi acción vale 1000€. Si la vendo tal cual, me los llevo limpios. Pero resulta que tengo prisa, así que verás, la pondré a la venta por 995€ para que se venda más rápido. Zas, dicho y hecho.

Ahora bien, si en el mercado vale 1000€ y yo la vendo por 995€, ¿dónde apunto esos 5€ de diferencia? En nuestra cuenta de pérdidas, claro. Bien. Sin embargo, los hemos perdido de una forma muy especial, poco habitual, y tengo que pensar para darme cuenta: No han ido a ninguna parte, a ninguna tienda de chuches, a ningún quiosco, etc. Nadie ingresa 5€ como resultado de esta operación. Pagando el precio de 5€, he obtenido el beneficio de vender rápido. Pero ese precio de 5€ se lo he pagado a... ¿a quién? No puedo identificar a quién o a qué. Sospecho que no existen tales quién o qué. Es algo así como pagárselo... al aire. Entonces, diré que esos 5€ han desaparecido, literalmente. A efectos prácticos, es como si los hubiera quemado, cenizas al viento.

Resumiendo:
Quemar un billete de 5€ es ilegal, ya que el valor desaparece del mercado, cuando yo sólo tengo permiso para moverlo, no para destruirlo. Sólo puedo hacer transacciones con él. Esto implica que cada euro emitido debe ser recibido en otro lugar.

Si devalúo una acción en 5 euros, debería esperar que reapareciesen en otro lugar, como en toda transacción. Me diréis que sí aparecen, en las cuentas de mi comprador, que se ahorra 5€ en la operación, pero no es válido: Han de aparecer como ingreso, para que podamos hablar de transacción. Mi comprador simplemente mantiene sus propios 5€ intactos porque se los ahorra en el pago, y no porque los gane. Estamos buscando a otro, a alguien en cuya cuenta hayan aparecido ingresados 5€, como resultado de esta transacción. Y si no aparece, pensaré que ha sido una transacción entre yo y la nada, si es que tal cosa puede llamarse transacción. O sea, el equivalente a haberlos quemado... ¡legalmente!

¿Prohíben las leyes destruir dinero por un lado, permitiéndolo por otro? ¿Me estoy oyendo afirmar que la economía mundial es ilegal? ¿O contradictoria? ¡Hereje! A la hoguera conmigo, por soberbio. ¿O será que esta especulación "quemadora" de dinero se compensa con su opuesta, la especulación "inflacionaria" en la que las acciones se venden a 1000€ + 5€, sacando ese valor de 5€ a partir de la nada?

A ver si podéis iluminar ésta mi profunda ignorancia, que no me apetece ahora quitarme las pantuflas para salir a la calle, coger el autobús, y acabar en la Complutense para estudiar Económicas durante años, sólo para resolver esta chorrada. Devaluar una acción, según lo dicho, ¿equivale a quemar dinero?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

macarro -

Jaja,pues así a bote pronto nos dejas una joya amigo rayo verde. Sí que te digo que la frase da para un artículo en sí y que está puesta donde debe, en la basura...

El rayo Vert -

No se me ocurre nada, así a bote pronto:

http://www.flickr.com/photos/seretuaccidente/2822049045/sizes/m/in/photostream/

macarro -

Pues yo no veo tal enredadura o quizás sí…a ver, si la acción vale 1000 en ese momento y la traspaso/vendo a 995 efectivamente me quedo con 995 y el que tiene la acción valorada a 1000 ha ganado esos 5 Eur que buscamos puesto que desembolsó los 995 a cambio del papelito de 1000, no?. Lo veo como si le dieran un billete de 1000 por 995 con la única diferencia que puede que en un tiempo ese billete no valga 1000 y se incremente o baje el valor del mismo… Si en vez de utilizar a John Doe hubieses utilizado a “John the plumber” te habrías salido jaja, (que es el equivalente en estos días de elecciones en USA de la niña de Rajoy)

Por otra me parece a bien traer lo que yo he entendido de la historia por la cual estamos en este lío financiero. Esto es que con la confianza del mercado de años atrás en el que ganar más y más dinero, los bancos le empiezan a dar créditos inmobiliarios a gente que no los puede pagar. Para qué? Para ganar dinero, ya que si deja de pagar siempre se le puede embargar el bien y recuperar. Estas hipotecuchas concedidas se envuelven en paquetitos bien mezcladas con otras solventes y algunos otros productos para intercambiar con otros bancos, ya que por sí solas nadie daría un duro. Para ello se les da un nombre atrayente que no recuerdo y que no importa demasiado (hay que vender). Cuando se empieza a descubrir el pastel es demasiado tarde. El mercado afronta varios problemas de solvencia, los impagos son muchos y el recelo entre los bancos en cuanto a prestarse dinero es enorme por lo que suben los intereses o el precio a que se paga el dinero que como sabes se llama Euríbor en nuestro caso. Esto hace que gente de a pie que nada ha tenido que ver en esta historia acabe pagando más intereses en la hipoteca que contrajo y en consecuencia se ahogue para pagarla engordando el círculo. No es extraño pues que ahora decidan el poder prorrogar la deuda con los bancos ya que en primer lugar a los bancos no les interesa los embargos de pisos por los que no recuperan la deuda y son muchos…qué vendrá después?

Virgencita, virgencita …
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres