Blogia
Sailor Worlds

Reciclando y tal

Reciclando y tal

Ya iba siendo hora. Tenía ganas de que se fundiera mi primera bombilla de bajo consumo para poder desarmarla y ver lo que hay dentro. A raíz de esta tontería con reminiscencias infantiles se me han atropellado en la cabeza una serie de ideas que someto a vuestra sabia consideración para que me iluminéis bombillantemente.

Primera impresión: Hay bastante circuitería. Bueno, no debería ser una sorpresa. La intuición ya dice que estas bombillas son como fluorescentes en pequeñito, y éstos necesitan algunos circuitillos para el cebador, cambiar el voltaje, etc., así que bueno.

Pero al ir a tirarla, me asalta la duda: ¿Dónde lo hago? Según el Ayuntamiento, las bombillas se tiran en el contenedor naranja (ver aquí, al comienzo). No me he informado mucho, me he vuelto comodón y quiero que me lo digáis vosotros, pero tengo mis sospechas de que el contenedor naranja va directo al vertedero sin demasiados miramientos.

¿No es raro que un cachivache tan tecnológico se tire al mismo lugar que una cáscara de plátano? ¿Al mismo vertedero, donde las primeras lluvias arrastrarán el mercurio que parece que tienen, sobre todo las de primera fabricación, y lo llevarán a riachuelos subterráneos, etc? ¿No será que llamamos "bombilla" a cualquier cosa de cristal redondeada y que alumbra? Cuando el Ayuntamiento dice que tires tus bombillas al contenedor naranja, ¿se refiere a éstas también? ¿O estamos hablando de otra cosa?

Al menos a mí nadie me aclaró ese punto. Cuando yo y mis vecinos recibimos hace un tiempo dicha circular por correo, creo que nuestra mente clasificó las bombillas de bajo consumo en la categoría de todas esas cosas que se tiran al contenedor naranja (según afirma el folleto) junto con las cáscaras de plátano. En otros lugares dicen que esto está muy feo y puede montar un berenjenal ecológico. Lo dicen aquí por ejemplo, en los últimos párrafos: http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/urbano/2008/08/18/179284.php

Otra duda más: Mi "bombilla" (o lámpara, o luminaria, o tubo, ya no sé cómo llamarla, leches) ya no funciona. Ahora bien, si se compone de dos cosas tan difrerentes como son el tubo fluorescente y el circuito alimentador, ¿cuál de los dos se ha roto? En los fluorescentes se suele gastar el tubo, pero no el circuito, que dura casi eternamente. Lo inteligente es cambiar el primero y mantener el segundo, y así se ha hecho siempre.

Entonces ¿por qué tengo que tirar la bombilla entera, con circuito y todo? ¿Por qué no hay bombillas en las que el tubo sea un accesorio, quitando el viejo, pinchando el nuevo y ya está? Sería más barato y no tendría que tirar a la basura un circuito, ¡que probablemente funciona bien! ¿Quién sale ganando con esto, aparte de los fabricantes de circuitos? A ver si me lo hacéis entender.

Y si os fijáis bien en la foto, que no sé si se verá, del tubo salen unos cables que van al circuito, como es lógico, y lo más curioso es la forma en que se unen a éste. "Irán soldados con estaño", pensaréis. Pues no, van... ¡enrollados! (Juaaaa!!). Algunos (dos) con una sola vuelta, por cierto. Nunca he visto una chapu así en ningún producto comercial. Como si el fabricante hubiese tenido mucha, mucha prisa al ensamblar tubo y circuito. Por cierto, la marca es Phil¡ps. Me ha costado menos que nada desenrollarlos y separar el tubito fluorescente del circuito. Si me vendieran uno suelto en la ferretería, tendría la bombilla funcionando otra vez con el mismo circuito y a menor precio y menor derroche. Estos derroches modernos del tipo "tírelo todo y cómprese otro" me entristecen un poco, suenan a burbuja de consumo (arrasa hoy y no pienses en mañana). A lo mejor se compensa con la larga duración de las bombillas, y la consiguiente reducción de residuos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres