Blogia
Sailor Worlds

Un mundo feliz

Un mundo feliz

Aumenta mi sensación de que el Mercado Oscuro lo va inundando todo, hasta parecerse a aquellas novelas de ciencia ficción que anunciaban un mundo apocalípitico de seres humanos alienados, infelices, preocupados y esclavizados por ideas o regímenes aplastantes.

Susana ha encontrado en un comercio el anuncio que se ve en la foto, en plena calle de San Bernardo. A primera vista no parece nada grave, es un anuncio más entre muchos. Pero al leerlo por pasiva cobra otro sentido, a nuestro entender. Parece un intento de crear complejos allí donde no los hubiese. ¿Tienes un poco de barriga pero eres feliz? ¡Gran error! ¡Debes ser infeliz con tu barriga! ¡No está de moda! El Mercado maquiavélico, donde todo vale si da beneficio, te necesita siempre insatisfecho.

Un mundo de gente feliz, tranquila y sin complejos no es buena receta para el día de hoy. Hace poco tiempo era el estilo de vida recomendado por cualquiera: Vivir feliz y sin complejos. Ahora ya no está de moda, alguien debió descubrir que apelar a la vergüenza da más dinero que que apelar a la salud.

Un blog de ciencia (qué paradoja) recomendaba visitar un blog hermano recién nacido, dedicado a la estética, y me llamó la atención porque fomentaba la preocupación continua por el aspecto superficial, en lugar de lo contrario (http://www.arrebatadora.com/2008/03/21-adios-al-hombre-de-ceja-unica).

Dejé caer un comentario donde me preguntaba si debía despreciar a mis antepasados, que fueron campesinos, porque se preocuparon de aprender a obtener frutos de la tierra, en lugar de sentarse a pensar si tenían pelitos en el entrecejo. Nuestro bienestar de hoy, el excendente de comida y conocimientos, existen gracias a lo que aprendieron cultivando la tierra y la mente. ¿Qué bienestar dejarían algunos a nuestros descendientes? ¿Unas magníficas cremas hidratantes? Me respondieron que por suerte, aquellos tiempos ya habían pasado y daban a entender que nuestra calidad de vida actual nos permitía preocuparnos por otras cosas, como por ejemplo lo superficial.

Así que está de moda: Tu aspecto debe convertirse en una obsesión, debes ser infeliz con tu imagen para que otros puedan hacer negocio con tu infelicidad. Mientras paseas, conduces, lees, ves TV, etc, recibes mensajes más o menos subliminales para atraerte a esa adictiva máquina tragaperras que es el culto a la apariencia, a ese pelito que cortar, a esa arruguita que estirar, a si me inyecto aquí, o me quito de allá. Ea, a acomplejarse todos, a vivir como desgraciados, siempre insatisfechos, a consumir y a dejarse consumir, el mercado así lo manda porque, en el fondo, eres tú quien lo demanda, qué bonito pareado. Como si no fuera posible ser feliz de otra manera. Qué mundo tan feliz, serás eternamente fe@, siempre pensando en tu próxima operación y en cómo financiarla...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

pillo -

me habeis decidido a colgar un articulo que hacia tiempo dudaba de escribir. Lo hare un dia de estos...
como estamos casi de vacaciones y para no estirar mucho la cosa solo tres comentarios cortos a cada uno. Oscar, estando de acuerdo contigo, has visto el anuncio de Nestea contra los seres perfectos? que sutileza, eh? (Por si alguno no ve la tele, el mensaje del anuncio dice "en un mundo lleno de imperfecciones no dejes de lado lo poco que hay perfecto, por ejemplo, Nestea" y de paso sacan a una chavala de buen ver aislada en una cafeteria por su perfeccion -estetica al menos- a la que de repente, por sugerencia del guru del Nestea, un grupo de gente imperfecta va a socializar con ella).
Al comentario-acertijo de Mac creo que la respuesta correcta es la gallina, usease, la publicidad es la culpable. Basta recordar que hace no tanto tiempo -unos 50-60 años- el bombardeo publicitario era escaso y la infelicidad era menor -esto es solo una suposicion pq, para los que no lo sepan, aun no soy tan viejo-. Es decir, sin publicidad habia mas felicidad y disfrute de lo que habia (y si no lo habia no estaban esos anuncios de Oscar diciendote "comprate uno, comprate uno")

Y al rayo no estoy seguro de entenderle. Las necesidades que citas -estar radiante, observar y solucionar problemas- son realmente tus necesidades? o son las que crees que otros quieren que tengamos?

y a todos los que las merezcan os deseo unas buenas y relajadas vacaciones de "dolce far niente"

el rayo verde -

Los lemas del éxito son claros en esta sociedad hiper-capitalista, solo hace falta consultar la publicidad de cualquier revista o diario, pero la prueba a la que nos somete la vida es simple. Vivir según las necesidades. Esto es: radiante según nuestras posibilidades, observar los detalles que nos pueden alegrar la vida y solucionar los problemas en la medida de lo posible. Tener paciencia y sí si está en la cola del tren inclinar nuestros ojos hacia atrás, será una mirada diferente.

macarro -

Creo que son dos cosas interesantes. La primera es el viejo tema de las modas en el que no me apetece demasiado rascar. En el segundo hablamos de necesidades primarias,secundarias, terciarias...está claro que sin satisfacer las primeras el resto no tiene cabida en ninguna sociedad/persona.
Por otro lado, estamos como siempre en el dilema del huevo o la gallina;es la publicidad la que nos hace infelices vendiéndonos en cómodos plazos la ansiada infelicidad o es que la infelicidad ya está instaurada y la forma publicitaria ocupa ese hueco tan obvio. No me imagino a nadie diciendo en este tiempo que la barriga cervecera es sexy como no me imagino a nadie que pretenda "pillar sin pagar" con un aspecto descuidado o lamentable. Supongo como siempre que todo tiene medidas y desde luego a mí (sobretodo en verano) se me salen los ojos de las órbitas cuando veo a chicas que sin estar escuchimizadas están de buen ver. La definición de buen ver es amplia aunque seguramente los parámetros que barajemos para ello tendrán bastantes niveles parecidos...culpa de la publicidad? Uhmmm...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres