Blogia
Sailor Worlds

La Historia de las Cosas

http://video.google.es/videoplay?docid=-5645724531418649230&hl=es

 

Muy interesante!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

el rayo verde -

Está todo bien dicho y como dice Oscar ¿hasta qué punto me desprendería de mis comodidades cotidianas? Es complicado pero con este ritmo, al que añadimos China e India, vamos directamente a un polvorín en medio de la noche y utilizando una cerilla para no pegarnos el trastazo.
La crisis económica y los actuales patrones de funcionamiento de nuestras sociedades se basan en el crecimiento, crecimiento, y más crecimiento… demagogia, demagogia y más demagogia, ¿Qué podemos hacer?
Yo, todos los días, cuando me voy a trabajar, me cruzo con un tipo que va en su bici, lleva un chaleco fosforescente y en la espalda la leyenda pintada a mano “UN COCHE MENOS”, bueno por algo se empieza.

macarro -

Creo que sólo se refiere a aquellos como en zumos en que por dentro vienen forrados de una capa alumínica. Los de la leche y otros sólo tienen cartón con los que habrán hecho las estadísticas de la pág q indicas...por otra, estaremos reciclando como es debido o como en el reportaje de la comunidad de Murcia en que todo va al mismo hoyo...

oscar -

Un detalle más que se me olvidaba. Dice el documental en el minuto 19 que los briks están diseñados para no ser reciclables. ¿Cómo lo encajo con esto?:

http://www.infoecologia.com/Reciclaje/briks/Brik.htm

oscar -

De acuerdo en todo. Eso sí, me faltaría escuchar a los expertos en lo contrario, esos "dos tipos" que menciona el documental. ¿Cómo se defenderán? ¿A qué mentira o verdad recurrirán para defenderse? Vendría bien para saber por dónde inyectar el supositorio que lo arreglase todo (qué iluso...). Creo que todos sospechamos que les mueve la ambición sin límites. Principios imagino que tendrán pocos.

¿Reconocerá alguno de ellos que su ambición es la causa de estos males? Supongamos que soy una industria maderera saqueando el Amazonas: ¿Cómo sensibilizarías a mis inversores para que dejaran de invertir en mí, sabiendo que su bienestar (su cochazo, su chalet, etc) depende del éxito de mi saqueo? Cuando vean este documental, los más sinceros llegarán como mucho a pensar: "Es cierto, contribuyo a hundir el mundo sólo para mantener mi riqueza, y mi estatus, y lo que quieras, ¿pero sabes qué? ¡Que no pienso dejar de vivir de p... m... sólo porque tengáis razón!".

¿Te consideras tú igual que esos "dos tipos"? Dirás: "Noooo, yo soy bueno, me preocupo por mi entorno, y reciclo, y no tiro papeles al suelo, y voy andando al súper, y cojo el transporte público, y tal y cual". Pero ¿hasta qué punto me desprendería de mis comodidades cotidianas? Son muy pocos los que estarían dispuestos a sembrar un huerto y vivir de él, y aunque algún Pillo que otro hay por ahí, creo que son minoría. ¿Y qué pasa con los demás, que somos mayoría, que nos gusta ir en coche a por el pan, y llenar el carro de la compra con cosas inútiles, y poner la calefacción a tope, y mover ruedas de millones de euros perdidos "inútilmente" en negocios como el toreo, Operaciones Triunfo, el fútbol, las Fórmulas 1, y el largo etcétera de opios para el pueblo que sólo sirven, en mi opinión, para tenernos entretenidos mirando hacia otro lado mientras seguimos empujando la rueda? (lo siento por los aficionados a esos deportes, pero tenía que decirlo, aunque me equivoque). Y ahí es cuando te paras a pensar. ¿Hasta dónde te desprenderías?

¿Cómo puede el héroe del huerto convencer a esa señora que sale cargada del centro comercial, o a ese ejecutivo que sale de su oficina en su 4WD, silbando el "I want it all", orgulloso de su última opa? ¿Cómo puede llevarse a este perfil de gentes al huerto (literalmente), y conseguir que lo acepten, azadón en mano, e incluso que les guste? Se admiten sugerencias.

Un simple grito de ¡Gooooooool! o de ¡Toma, toma, tomaaaaa! te quita más penas y te da más alegría instantánea que mil sesiones de psicoanálisis. El "pensar en otra cosa" te relaja, se aproxima a la felicidad. En cambio, a pocos les llena el descubrir lo que hay dentro de una radio. ¿Por qué? No lo sé. El pensar en qué es real y qué no, en si esto mancha, si esto otro contamina, da menos alegrías, duele y al final te cabrea. Somos como niños en el colegio: soñamos con salir al recreo lo antes posible, mientras el profesor se pregunta cabizbajo qué puede hacer con nosotros, para que dejemos de ver la realidad tan a corto plazo.

Consumir y acumular cosas es como una droga, una sublimación (creo que diría Freud) de una necesidad prehistórica de buscar comida, acumularla y guardarla para el invierno. Esta actitud debe estar grabada en el adn, por lo que el tema no se arreglará de aquí a mañana, sino a golpes de evolución, o sea, milloncejos de años, crisis, dolor y catástrofes mediante. Parece que me voy al lado pesimista como Pillo. Entonces, ¿cuánto vale mi esfuerzo por cambiar el mundo? Respuesta zen: Lo mismo que una hoja cayendo de un árbol. Sea como sea, lo disfrutaré.

pillo -

viendo lo que hay a mi alrededor dia a dia, soy muuuy pesimista sobre lo de parar, y la economia circular. Claro, que tambien voy haciendome mayor y no se a que es debido. Lo del pesimismo, digo (lo de hacerme mas viejo creo que es por el paso del tiempo, la segunda ley de la termodinamica y los radicales libres pero tampoco lo tengo muy claro).
En una sociedad que nos empuja hacia la comodidad mas irresponsable, que no educa en lo importante de las cosas y en la que cada vez somos menos los que sabemos freirnos un huevo, donde todo es de usar y tirar, como pretendes volver a crecer sosteniblemente y a reparar las cosas y al trueque??
es imposible, solo somos usuarios de las cosas. No sabemos que hay dentro ni como funcionan. Lo de la radio del video es ilustrativo. Yo siempre me preguntaba como es posible que un DVD de los mejorcitos cueste bastante menos, en euros de hoy, que el video que compraron mis padres en los años 70 o 80. Ahora lo se.
Tengo la mania de leer todo lo que cae en mis manos. Ayer leia un semanal del Pais del año 1993, y en particular la columna de Antonio Gala. Hablaba de los niños (de aquella epoca), sobre el materialismo en que se imbuyen (le pregunta al hijo de un amigo lo que quiere ser de mayor y le contesta "protesico dental". Con 7 años. Hoy sera, probablemente mi dentista). Sobre la delincuencia infantil ,la familia (esos que se reunen alrededor de una caja) ineducante y la television educadora. En fin, de cosas que me hacian pensar que los 15 años intermedios se los habia tragado un agujero negro. No hemos avanzado absolutamente nada en lo esencial. Eso si, tenemos moviles y coches que son la leche!

macarro -

No sé a vosotros pero a mi me surgen muchas dudas de que se pueda realmente parar...vamos cuesta abajo y paliando lo poco q se pueda nunca será suficiente. Sólo quedan dos salidas, en la primera la ciencia y la tecnología dan un salto que hace cambiar el proceso o la otra el camino hacia el caos. Cuando agotemos los recursos por necesidad habremos de parar y crecer sosteniblemente y se volerán a reparar las cosas y tendrán más valor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres