Blogia
Sailor Worlds

Semidioses en la bruma de la consciencia

Semidioses en la bruma de la consciencia

Me vienen a la cabeza algunas frases en las que personalizamos para demonizar al señor don dinero como la daga con que los hombres apuñalan las buenas intenciones de las normas que rigen la convivencia.

Imagino aquellos días en que el trueque funcionaba según el principio lógico del beneficio social. Se reparten las tareas de la colmena y los individuos se organizan para asegurar las necesidades básicas que hay que cubrir, ampliando a las de servicios o en general a cualquier actividad que sea demandada o “necesaria” por una sociedad en un momento puntual de la historia. Imagino también los distintos tratos mercantiles que se cerrarían en los mercados de las grandes concentraciones de población, en los que las equivalencias eran dictadas por el sentido común de cada parte y la riqueza no estaba concentrada en el inexistente dinero.

¿Cuántos tomates o kilos de, pedirías por una vaca?

¿Es serio pensar que la vida sin dinero reduciría las cada vez más pronunciadas diferencias entre ricos y pobres del mundo actual? ¿Fue la aparición del mismo motivada por la codicia y el deseo de poder del hombre?

Cualquiera de las vetas de este filón se abre exponencialmente apenas enunciar siquiera una idea, con lo que decido buscar algo de concreción en la red para encontrarme con una señora alemana - Heidemarie Schwermer- que en una entrevista afirma "Soy más feliz como mujer y me siento más libre ahora que vivo sin dinero porque tengo lo que quiero”. Esta terapeuta de exprofesión decide a eso de los 60 años regalar todas sus pertenencias, cancelar todas sus cuentas y andar por la vida sin un euro en el bolsillo satisfaciendo las necesidades por medio del trueque. Puedes encontrar una interesante entrevista en el link http://www.autosuficiencia.com.ar/shop/detallenot.asp?notid=42, en la que aparecen recogidos muchos puntos críticos que darían de sí para muchos debates.

Me dedicaré a continuación al libre tejer de las ideas que me asaltan tras su lectura abandonando el camino único en el mismo sentido con el que muchos escritos empiezan y acaban en favor de la improvisación que del pensamiento se extraiga naturalmente (¿!) con todo lo que ello suponga. Dejémonos de “blaes” y pongámonos a ello que se escapa.

Las respuestas que Heidemarie plantea parten de concebir al mundo y al hombre envuelta en un aúrea de positivismo sin duda deseable y compartido por todos por cuanto que instalados en una cómoda cultura que nos deja espacio para soñar con que el hombre sólo es bueno. Desgraciadamente y por tirar de la hebra del punto de vista contrario -de mi recurrente cebolla- descubriré con amargura que la sociedad que forman los hombres tiene estructura caótica que podríamos definir sólo en partes y determinada por demasiados parámetros a considerar. Haciendo continuos “zooms” podemos caer en la cuenta de lo difícil o de lo imposible de aunar todas las realidades en una sola, sea esta la de “esta nuestra comunidad”, la de una familia o una pareja de d@s. La percepción del tiempo que se necesita para un mínimo cambio de manera global es frustrante seguramente también por nuestra limitación (medible en años) y aún admitiendo grandes avances comparando con el pasado siempre parece insuficiente para los que pretendemos a golpe de varita que cambie el mundo en su conjunto a la vez. Por otra parte plantea la unificación del pensamiento en los mismos términos, tema también de mucha enjundia en tanto a establecer los criterios justos a todos, mutilando intereses más individuales. ¿Es tan cierto que somos todos iguales? Cada persona es un mundo con inquietudes y diferencias no siempre compatibles según la muestra, por no hablar de las distintas culturas que habitan el planeta o de cuestiones referentes a la injerencia en el desarrollo de las mismas. Las abejas construyen un mismo modelo estable que repiten una y otra vez exhibiendo una perfección envidiable pero predecible por ello, y con menos interés que la posibilidad para cambiar cosas porque sí, para dudar de ellas. El atractivo del caos…

Si la relación hombre-hombre es complicada, la del hombre con el entorno y en cuanto a controlable no lo parece menos.

No estoy tan seguro si como dice nuestra amiga las mujeres lo harían mejor si cambiáramos este mundo de hombres a uno de mujeres, ya que son las necesidades y los intereses los que hacen las guerras. También discrepo en que la mujer no haya tenido un papel influyente y decisivo en la historia como si hasta donde hemos llegado fuera fruto de las miserias hombrunas que no atañen a lo femenino, y sin duda haberlas hailas. Observo también los mismos vicios y soberbias en mujeres, acaso con sutiles diferencias que no auguran grandes progresos o cambios por ello en los males que aquejan esta sociedad. Hemos llegado a dónde estamos pagando el precio de lo pasado, construyendo y destruyendo ideas, evolucionando y aprendiendo de los muchos errores que van parejos a determinadas decisiones o situaciones que han ido apareciendo o que han sido provocadas en este universo de acción y reacción. Los semidioses en las brumas de la consciencia, somos parte de la naturaleza misma, como lo es un río que erosiona la montaña o un terremoto que devora un pueblo. Somos el cáncer de este planeta con deseos de entrar en simbiosis con él, aunque pudiera venir por otros lados la muy probable extinción de nuestra sobrevalorada vida humana, y es que alguna vez he pensado en que no somos más que un proceso de algo inimaginablemente más grande, en tiempo y en dimensiones que nunca podremos comprender. Sólo un accidente en una minúscula e insignificante parte de un todo inabarcable para nuestro entendimiento que empieza y acaba sin más.

Oí en la radio un estudio que decía que la humanidad necesitaría tres planetas como el nuestro para seguir al ritmo actual equiparando supongo a toda la población con la minoría que disfrutamos las comodidades de la era. Dependemos de la tecnología para estirar los recursos que nos ofrece la tierra debido a la superpoblación que sufrimos con los más de 6.000 millones que somos.

La ecuación nivel de bienestar, recursos disponibles/necesarios para un determinado nivel de población resulta más que curiosa y por terminar este embrollo de ideas, no acabo de ver la relación maligna del dinero con todo esto. Seguro que lo que implica primeramente es el cambio de mentalidad y valores de unos miles de millones de realidades en unos 200 países con distintas culturas. Casi nada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

macarro -

Jeje, pues no daré el tema por cerrado y recomentaré los cuatro o cinco puntos que habías resumido en tres para mi estupor.
Desde luego que el progreso es ambigüo, entendido como multidireccional, y es que es impensable hablar de una sóla dirección en cuanto a que hay muchas manos en ello, lo cual no siempre es malo pero sí inevitable, o hay acaso un ente verdadero y sabio que administre los avances que en cualquier materia podamos crear? Una vez más hablaríamos de lo deseable y podríamos definir una dirección en que avanzar, sin que por ello podamos evitar las aplicaciones menos buenas que en otros sentidos vayan saliendo por distintas necesidades si quieres discutibles. El camino a transitar es distinto para demasiadas realidades, que sin estar acomodadas en un sistema tan malo como el que describes (que sin embargo permite estas divagaciones tan placenteras de salvación del mundo y proclamación de valores) tan sólo buscan algo que comer en el día a día. Pero es que nunca ha sido de otra manera aunque sea injusto, es así nos guste o no. El consumismo que vivimos es al menos opcional en este sistema y tanto como el acceso a la cultura, y otra cosa es que lo utilicemos mal o con la picaresca que nos caracteriza. Lo único que falla es el propio hombre inmerso en la simple supervivencia que no consigue que esa conciencia universal se entienda por igual en todas las capas. Incluso me atrevería a decir que si pudiéramos establecer hoy un punto de partida en el que todos estuviéramos al mismo nivel lo desnivelaríamos hasta la saciedad en mil pedazos de realidad, ya que tampoco todo el mundo quiere ir a la misma velocidad por ejemplo. Pero, acaso puedes limitar y juzgar lo que no compartes sin temor a perderte una parte de la verdad? Sin ejemplos drásticos no osaría yo ni por un momento, pues el derecho a existir no conlleva en principio más que tres o cuatro valores compartidos por una inmensa mayoría en la que el bien, lo bueno e incluso lo barato son también opinables. Los casos extremos que pones y que nadie discutiría no son el problema, y no están bien vistos por prácticamente la totalidad, están definidos, perseguidos y castigados (hablo de la carretera o de la especulación).
Cuando dices lo del primer hombre que camina en cuanto a que no estaría satisfecho lo tomo a coña por demasiadas evidencias. La primera es que pocos hombres hay satisfechos, cuanto menos referidos a la obra de otros y siempre habría mucho que cambiar y mejorar. Sinceramente pienso que no daría crédito al progreso que hemos alcanzado, para después valorar los riesgos y errores que implica o que existen, y tanto del material y de comodidades que no negará nadie (al que por cierto no me refería aisladamente en ningún caso) como del intelectual y moral siempre según mi opinión. Que los alumnos peguen a los profesores y que exista un desaprovechamiento de las posibilidades culturales es desde luego una vergüenza y un problema que deberemos atajar, sin que por ello implique que el nivel de población haya bajado en conjunto (no en tu pueblo) ni de broma. El caso es que además de crecer exponencialmente la población (a veces sin control ), sumado a que la información que dispones hoy es una mínima parte en comparación hacen que las percepciones cambien, acaso como cuando no entendemos que los chavales se emborrachen y hagan gamberradas olvidando aquellos tiempos en que cada uno buscaba alternativas de escape en sintonía con los tiempos, y es que no hay nada más explosivo que la juventud (sin que por ello conciba o comparta los vandalismos de que se hacen eco rápidamente los medios de comunicación que comentamos casi al minuto de haber sucedido).
La información es en este sentido otro peligro, ya que no existe un mensaje que no vaya dirigido hacia algún fin, y en ese sentido todos vendemos algo (no siempre por dinero). Dudo si debería hacer 15 artículos con todo lo que me gustaría poner, ya que me extiendo a cada paso y no he acabado de comentar ni tu primer párrafo, oh pillo, inspirador de opinión y debate. Intentaré acabar con la sensación de no haber ni empezado por economizaros esfuerzos sobretodo y quizás podamos quedar este domingo a comer tal y como sugieres en tu mail y seguir con este eterno debate entre la utopía (más antiwa que todos nosotros) del hilo 100. Me encantaría extender el encuentro a aquellas personas que frecuentan el blog a los que voy a escribir para estudiar la posibilidad de compartir unas cañitas y tapas sin compromiso. Salu2

pillo -

Bien, me gusta el rumbo que tomamos despues de un pequeño calentamiento, local, eso si.
Tras tanta elucubracion multidireccional me quedo con tres conceptos: Progreso, entropia y vision a largo plazo. Si os parece demos por cerrado el tema dinero (en si mismo no es malo, pero conlleva muchos aspectos negativos y parece ser que necesarios, aunque discrepo en esto), el tema desigualdades (haberlas haylas, pero deberiamos ser capaces de aprovecharlas para mejorar el mundo, no al contrario) y el tema Heidemarie.

El progreso, Mac, es muy ambiguo y tu definicion o la de la RAE no dicen nada. Es avance y evolucion ¿pero en que direccion? Si el primer hombre nos mirase, con el esfuerzo que tuvo que hacer para andar erguido como primer paso en la evolucion, no estaria satisfecho del camino recorrido en este ultimo siglo. El progreso material (tal como te entiendo) es un paso atras si no va acompañado de una evolucion intelectual y moral. Y que en esto no se avanza es indiscutible. La cultura del conocimiento se ha visto relegada por una sociedad hedonista que solo cree en el "exito" cortoplacista basado en el dinero. No hay mas que ver esso vergonzosos anuncios de cajamadrid. La educacion, la cultura y la moral de la sociedad occidental va marcha atras (puesto 23 en los famosos campeonatos de colegios y no hay mas que ver las palizas a profesores y alumnos grabadas en movil). No creo que eso pueda ser puesto en duda. Y que haya mejores coches, y mejores de todo no es indicativo. La "educacion" se ha extendido al 95% de la poblacion pero la calidad ha descendido a niveles que hacen perder el sentido a la palabra cultura. El que haya mas avances tecnologicos y publicaciones cientificas es signo de que hay mas gente detras, no de su calidad. En la elite cultural (ciencia, literatura, arte) uno de antes valia por 100 de ahora.

La entropia: "Considero la vida como principio no entrópico aunque para conseguirlo creemos mas entropía, quizas este sea el camino, el camino pro vida en toda su dimensión". La entropia es un hecho. Aumenta o se reduce pero siempre existe. Entiendo que Igualix quiere decir que la vida no cumple la segunda ley de la termodinamica (la entropia siempre aumenta...) porque parece que un ser vivo es una aglomeracion de orden (sistemas autoorganizados) en medio del caos y eso viene a ser lo mismo que decir que la entropia se reduce. Pero como dice a continuacion, para conseguir ese orden vital se requiere generar entropia en otros sitios.
Esto es asi efectivamente. No se vulnera la ley porque se puede generar orden mientras que en otros sitio se genere desorden en, al menos, la misma cantidad. Y eso es lo que ocurre con la vida y los seres humanos especialmente. Pero sigamos profundizando un poco mas. Otro concepto relacionado estrechamente con la entropia es la eficiencia de los procesos. Y esto viene a decir que el desorden que se genera a cambio del orden conseguido tiene un limite inferior pero no superior. O sea, para construir una carretera se requieren, con los calculos mas ajustados y materiales de buena calidad y por el trazado mas razonable, digamos 100. Pero ahora vienen las comisiones, el constructor para sacarse su "sueldo" sucontrata a manos llenas y utiliza hormigon de mala calidad y el trazado pasa por mitad de un bosque porque es la linea mas corta y al final el coste total es de 1000. Lo que se podia haber hecho por 100 ha costado 1000 y la eficiencia es muy mala. Pues eso es lo que hemos hecho. Por ahorranos incomodidades, dinero y tiempo estamos generando pobreza y miseria sin darnos cuenta. Para poder vivir dignamente no hace falta fastidiar mas de lo justamente necesario. Digo yo.

Vision clara y a largo plazo: "Cualquier acto que maximice la vida [...] es el deseo latente hasta en el más egocéntrico, ambicioso y arrasador empresario del mundo". Permiteme que me ria de esta inocentada que imagino que dices ironicamente. Cuando ni siquiera las madres que quieren el mejor de los mundos para sus yogurines son capaces de hacer el minimo esfuerzo de reciclar sus basuras o dejan que por divertirse un rato destrocen un rosal o un arbol, no creo que ese tipo que dices mire mas alla de lo que le pasara en 5-10 años. Nuestro horizonte temporal acaba como mucho cuando nos muramos. Y despues que se apañen los vivos. Es esa continuidad con el resto de los seres vivos (uy! que new age me ha quedado eso) lo que no percibimos y lo que podria hacer cambiar esta tendencia que por ahora solo viene como una alerta social y amenazas apocalipticas que recuerdan los cuentos de los curas ¡Si no consumiis menos nos achicharraremos en 30 años!, ¡el ozono nos quema la piel, no utiliceis laca! y tonteria similares.

El hilo 100, de acuerdo con Oscar, seria que hicieramos uso precisamente de aquello que nos distingue de los animales, pero con una vision a largo plazo, sin ambiciones que moriran con nosotros, ni generando sufrimiento inutil solo por el disfrute momentaneo. Y todo esto solo nos implica a cada uno de nosotros. Una gota no hace mar pero contribuye. Que dificil y que facil!

Oscar -

Estaba yo ensayando el papel de abogado de dios, en lugar de abogado del diablo, combinando sin éxito docenas y docenas de palabras, tratando de expresar una idea difusa que no tomaba forma, cuando leí la siguiente frase del sr. igualix:
"Considero la vida como principio no entrópico aunque para conseguirlo creemos mas entropía, quizas este sea el camino, el camino pro vida en toda su dimensión".
Creo que es un buen candidato para Hilo 100.

Cualquier acto que maximice la vida en toda su dimensión (todo lo vivo, personas, animales, plantas, y resto de reinos), bien sea accidentalmente descubierto por la selección natural en su ciego devenir, o bien sea encontrado a conciencia a través de esta herramienta llamada inteligencia, será la mejor garantía de que la vida continuará en el futuro, deseo latente hasta en el más egocéntrico, ambicioso y arrasador empresario del mundo. El ser humano está unido a su entorno vivo, aunque cada vez lo percibe menos porque se cree bien atrincherado tras sus muros de cemento; piensa que si desaparecen las ballenas, por ejemplo, no pasará nada, la ciudad seguirá iluminada por la noche. Los biólogos saben que todo entorno ecológico tiene sus especies indicadoras, y que cuando éstas se deterioran, es un signo de que el sistema ecológico está en peligro. Todo ser vivo es especie indicadora de uno o más sistemas ecológicos, y al ser humano le interesa (incluso egoístamente) que todos los sistemas ecológicos se mantengan porque depende de la cadena que los une. Aunque las brumas de su consciencia le hagan sentirse un semidios, cuando el suelo se hunde, el ser humano lo hace también, eso debería servirle para recapacitar. Si la inteligencia es la herramienta que hace que nos demos cuenta de esto, aparte de servir para hacer sudokus y para convertir la cuenca del Amazonas en dinero, habrá que empezar a tirar del hilo 100 y sintetizarla de alguna manera, repartiéndola en forma de cómodos supositorios, por ejemplo.

igualix -

Bueno pero que maremagnum de ideas,me parece que mezclamos cosas, que aunque todo está relaccionado no nos llega a conclusiones.Yo tampoco llegaré jeje.
Hablamos de capitalismo por un lado, el poder del dinero, la acumulación de poder que se hace en este SISTEMA.
El dinero por otro lado es solo un convencionalismo para el cambio con ello, puedo emplear mi tiempo todo seguido en un trabajo y cambiarlo por otro, no tengo que ir de puerta en puerta vendiendo mis horas ni llevar mi kilo de tomates a la espalda todo el día,es por tanto el dinero malo en si? claro que no.Volvemos a la mala utilización en este sistema, el nuestro es capitalista.
La explotación de los recursos naturales por otro lado no va unido al dinero o al sistema es innato al ser humano, desde la antiguedad civilizaciones han sucumbido por este motivo y la migración a otros territorios en esa búsqueda ha originado guerras.
Los recursos naturales no son iguales
en todos lados, la obtención de estos exije mas tiempo y esfuerzo y en algunos sitios origina la excasez de ellos y la pobreza de sus gentes por tanto las unidades de cambio son diferentes, eso deja a la globalización en algo muy peliagudo ya que las personas deben ser mas altruistas y pensar en ello, cosa que no hacemos.
En cuanto a las unidades de tiempo o trabajo son iguales? humm una persona que realiza un esfuerzo para el cual se ha preparado en años es igual que alguien que no empleó ese tiempo/esfuerzo en su ocupación actual , discutible al menos.
Por cierto considero la vida como principio no entrópico aunque para conseguirlo creemos mas entropía, quizas este sea el camino, el camino pro vida en toda su dimensión.
Todos sabemos que el comunismo fracasó o quizás nunco se puso en práctica la propiedad comunal y el trabajo compartido parece una buena idea pero chocamos con lo de siempre la mirada fiera del hombre cuando no se tiene o se desea poseer mas hace que todo se mande a la porra
y los sentimientos de solidaridad y trabajo en un bien común se pierden.
Es indudable que esta sociedad no es viable el miedo impuesto en la civilización occidental a perder el status, el trabajo, atenazados por préstamos para casas, coches y un modo de vida inculcado desde la niñez hace que seamos de las sociedades mas conformistas y menos luchadoras, ya que no sea que cambie algo.... y me quede sin trabajo sin mis cosas..... la otra parte de la humanidad ahi está, sumida en la pobreza y con deficiencias culturales enormes.
El pillo quería que pensasemos una solución alternativa no sé si el la tiene, pero como dijo berni todo pasa por que el hombre es malo y bueno con lo cual vamos directos a un punto de inflexión que no sé si se superará confio en que sí, pero será a costa de la muerte de muchísima biodiversidad y la desparición de parte de la humanidad, de aquí deberia salir una sociedad en la cual este presente una educación solidaria y una forma de vida sostenible con la tierra espero equivocarme ya que aún veo pequeños edificios unidos por carreteras sumidos en un mar de arboles donde los animales corretean y el hombre trabaja sonriendo y luchando por un futuro mejor aunque esto parece una novela de ciencia ficción.

macarro -

Como diría Jack “El destripador”, vayamos por partes pues:

1- Defino progreso:
Del verbo progresar:
progreso es la:
1ª persona singular (yo) presente indicativo
progresó es la:
3ª persona singular (él/ella/usted) pretérito indicativo
progresar
1. intr. Avanzar,realizar mejoras o adelantos:
progresar en la vida,en los estudios.
progreso
1. m. Avance hacia delante:
el viento frenaba el progreso de la nave.
2. Mejora, adelanto, en especial referido al adelanto cultural y técnico de una sociedad:
el progreso no debe olvidar la preservación del planeta.
Sigamos hacia delante ahora que parece que hablamos de lo mismo y me quedo con “Mejora, adelanto, en especial referido al adelanto cultural y técnico de una sociedad” y me sorprendo que hayan añadido la coletilla siguiente que me llena de alegría.
2- Convenimos pues en que es imposible ampliarlo a toda la humanidad. El “ampliarlo a sólo aquellos que elijan vivir alterando lo menos posible el entorno” ni me dice nada (puesto que esta opción ya está ahí con los resultados que sabemos) ni queda medio clara, por lo que en este sentido sí necesitaríamos que definieras “lo menos posible”, teniendo en cuenta que harás demasiados grupos con diferentes “posibles” dentro de los que tengamos la misma idea de por ejemplo “la preservación del planeta”.
3- No sólo insisto, lo puedes ver tú mismo y de hecho pareces darte cuenta según leo de tus palabras. En ningún caso pienso que no sea lo bueno y que no haya que promoverlo (el sacar beneficio global de las diferencias) aunque es igual de irreal por la misma razón que te expongo la cual es que éstas existen porque nosotros (nadie más) las hemos creado, eso sí, intentando cada día en nuestro ámbito de influencia cambiarlas (o intentándolo, o las más de las veces).
4- No eres nada inocente pensando así o lo mismo que otra gran parte de la sociedad, pero te apuntaría que quizás necesites tener tus necesidades cubiertas para ello, y una vez más, definamos necesidad…
5- Nada que decir a que se intente como creo decir o incluso a que se haga. Es una opción sin embargo que no parece tener demasiados adeptos a no ser que hablemos de pareceres. Te animo a que lo intentes pero te confieso que yo, hoy por hoy no me veo tan seguro a ello, ya que la vida me empuja a sobrevivir de esta manera y mañana ya veremos. Entiendo que esto sea elegible aunque con demasiados matices que destripar, ya que significaría renuncias no tan claras
6- Yo diría más bien lo que, y válgame la “rebuznancia”, digo en mi anterior comentario que quizás has pasado por alto, esto es que todos somos los buenos y los malos de esta historia, la mayoría con conciencia pero inmersos en el reino de la inconsciencia en aquellos momentos en que no están tan claras las posibles elecciones y “hay que hacer lo que hay que hacer”, que diría el amigo Dani, al que por cierto se le lee menos que nada (Pupilo Joao a ver si te prodigas un poco).

pillo -

1-define progreso
2-por supuesto que no es ampliable a toda la humanidad. solo a aquellos que elijan vivir alterando lo menos posible el entorno (dicho llanamente sin jo_der el mundo)
3-insistes en que las desigualdades y diferencias existen y hacen imposible que el mundo sea mejor. Desde luego existen, pero hasta que no se encuentre una manera de sacar beneficio (global) de las diferencias seguiremos mirandonos el ombligo.
4-Posiblemente sea un inocente pero todavia creo que hay gente que hace lo que hace sin buscar un beneficio "tangible"
5-Claro que esta señora no se comeria un rosco en otro sitio que no fuera su entorno. Su experiencia vital es la que le da las posibilidades de hacer esto. Si por ejemplo hubiera nacido aqui me temo que seria imposible.
6-si no vemos una sola manera en la que ganen los buenos apañados vamos. Y naturalemente que hay buenos y malos. Y por supuesto que no somos todos igual. Faltaria mas. Todavia queda gente con conciencia!

macarro -

Lo que intento explicar a ohacer ver en el artículo (con la densidad de ramificaciones que pillo señala) es precisamente que las cosas cambian, y que los buenos y los malos somos los mismos. El progreso es imparable aunque se pueda cuestionar los daños paralelos que aparecen en la misma medida. Aunque encuentre la belleza en las palabras y acciones de Heidemarie, me parece que no es ampliable a toda la humanidad, pero seguramente ni siquiera en el círculo en que se encuentre pueda ejercer tal influencia porque los intereses de cada uno son muy diferentes y cambiantes según los propios criterios o valores. Desde luego que es loable el pensamiento de esta señora aunque nada tiene que ver con el dinero, ya que también podría ser igual de social y beneficiosa con él, siempre y cuando conservara los valores que proclama. Es exactamente esto, los valores los que podrían hacer avanzar todo por el mismo camino, algo imposible de unificar cuando nos ponemos en el tren de la vida real en el que nos perdemos debido a la velocidad, mucho más si hablamos de diferentes culturas y situaciones. Sería posible hacer lo mismo que dice Heidemarie si la soltamos en otro país en el que la cobertura de amigos y conocidos que tiene tras 59 años no existiera, o allí donde no pudiera ejercer aquello que precisamente está vendiendo?. Cuando empecé el artículo lo había titulado "Y tú que vendes?" quizá en este sentido.
Desgraciadamente soy bastante pesimista en esto de las grandes conciencias ya que nunca llueve a gusto de todos.

pillo -

Entonces Oscar, segun tu, no hay forma de luchar contra los malos y siempre ganan. Uf! que chungo. Yo creo que has pasado algo por alto, un par de cosas; la inteligencia y la buena voluntad, cosas ambas de las que carecen los malos en mayor o menos medida...aunque pueden comprarlas.
Del caso de las aldeas, demasiado general como para que de juego si se le estira demasiado, te propongo pasar a un caso mas concreto y veremos donde acabamos.
Imagina que tu padre fundo en su dia (esta historia es mas o menos la de muchos de nosotros) un tallercito de ...carpinteria o de electronica, de esos que reparaban y arreglaban cosas. Con el boom desarrollista se empezo a quedar aislado, la competencia pulula por todos lados, las materias primas suben, los carrefours proliferan y canibalizan los precios. Ademas tu padre tiene edad de jubilarse con gran pena de su corazon y esta desconsolado por ver acercarse un final tan deshonroso a su negocio del alma. Su intencion cuando lo creo no era hacer dinero, solo poder alimentar a su familia y vivir sin penurias. Pero como digo llega un momento en que se plantea el cierre.
...me he quedado atrapado en mi propia historia ¿como sigo?
-hilo 1: efectivamente, el hijo querido no tiene desgraciadamente su impetu de juventud y prefiere dediacrse a otras cosas. Dejemoslo ahi. El hilo 1 acaba muriendose el solito. Los malos ganan.
-hilo 2: El hijo tiene la misma ambicion, la justita, que el padre. Lo mismo decimos de su intelecto comercial que no ha desarrollado por no abrir los ojos y aprovechar las oportunidades que la posicion ligeramente ventajosa del padre le brindo. Y tras unos cuantos años agonizantes el tallercito acaba de la misma manera. Los malos vuelven a ganar.
-hilo 3: El hijo esta vez es un espabilao de la vida. Hace un master MBA y ambicion y vista para los negocios le sobran. Empieza a crecer reorientando la empresita a otros sectores mas "productivos" con una mezcla de orgullo y gran pena del padre. Vamos, que termina siendo el Bill Gates vallecano y quien sabe donde acabara este muchacho. Desgraciadamente vuelven a ganar los malos. Y van 3-0.
-hilo 4, 5, 6...: diversas variantes de los anteriores en los que siempre ganan los malos de una u otra forma. Son los estados mas probables y el universo de los negocios tiende a ellos. La segunda ley de la termodinamica lo exige asi. La entropia siempre crece. El desorden aumenta. Las desigualdades se amplifican. Pero ¿porque?. Y mas importante, ¿no hay forma de evitarlo?.
El porque es basicamente por lo mismo que la tendencia en nuestras casas es al desorden. ¿no habeis pensado en porque siempre esta desordenada? bueno, no siempre, pero el hecho de mantener el orden requiere un esfuerzo extra. si no lo hacemos el caos aparece de nuevo. La razon es que el estado "desordenado" en realidad son casi todos los estados posibles, pero la casa solo esta en orden en unas pocas maneras (no importa mucho si el jarron esta a la derecha o la izquierda, pero pocas variaciones mas son admisibles). Dicho de otra forma, la libreria solo esta en orden si los libros se ordenan alfabeticamente. Cualquier otra colocacion es desorden. Y naturalmente despues de dejarselos los amigos y recolocarlos, a no ser que estemos pendientes, el caos aparecera.
En resumen, solo existe un estado ordenado o "bueno" frente a los innumerables estados "malos".
Y es el momento de retomar el hilo 100. Que os cedo para que lo continueis y en el que ganan los buenos.

Oscar -

Hermosa utopía, más de uno y de dos Tomás Moro hubieron y habrán en este mundo en busca del deseado equilibrio que el belicoso ser humano desea (¿lo desea?). Permitidme que sea por un momento el abogado del diablo y me coloque no donde estáis vosotros ya ubicados, sino un poco más hacia aquí o acullá, desde donde diviso otras persepectivas. ¿Qué veo desde aquí? Veo una época de la humanidad en la que efectivamente existió el trueque, supongamos que con éxito porque permitió a las primeras civilizaciones progresar. Pero he ahí el problema, escondido en el tiempo verbal: existió. ¿Por qué han tenido que transcurrir unos miles de años hasta que una Heidemarie, inspirada a su vez en unos canadienses, intentase resucitarlo, después de los intentos de cuantos Tomás Moro hayan sido?
Preguntado de otra manera más clara para que nadie me entienda mal, que ya nos conocemos y os veo venir, pequeños tergiversadores de mis desordenadas palabras: ¿Por qué el trueque cayó en desuso?
Supongamos que Heidemarie está en lo cierto (yo creo con vosotros que es así, pero no puedo admitirlo ahora porque soy el abogado del diablo). Si tú y yo fuésemos iguales a Heidemarie, el mundo mejoraría mucho, sería más comprensivo y humano, la violencia física e intelectual acabaría encerrada en las vitrinas de los museos de historia, y las futuras generaciones de seres humanos pacíficos, conciliadores, razonadores y abiertos a la aceptación las contemplarían como recuerdos de otro tiempo peor... qué hermoso.
Pero el trueque desapareció. Algo debió ser la causa. El dinero ofreció una posibilidad nueva y emocionante que no ofrecía el trueque, vaya por dios: la especulación. El dinero, de forma misteriosa ya elegida por los primeros especuladores, puede cambiar de valor continuamente. Un tomate es siempre un tomate, pero un euro no. La especulación llegó con el dinero como un virus dentro de un mosquito, con el arma de doble filo: enriquece más a quien la practica, y esclaviza más a quien es víctima de ella. Son la bola de nieve, y la cuesta abajo sobre la que se encuentra; ya no se puede parar.
El trueque debe luchar con el eterno virus del ser humano: la ambición. Por desgracia nacen cada día seres que al crecer no entenderán eso de "tengo lo que quiero". El ambicioso sólo pensará: "quiero más", porque su insatisfacción es crónica, no sabe por qué, quizás nació así. El dinero parece dar más posibilidades para estas ambiciones que el trueque, y en la lucha entre ambición (dinero) y trueque (convivencia equlibrada), éste tiene las de perder. Un experimento mental: Imaginemos dos aldeas separadas; una pacífica, trabajadora y conformista; otra competitiva, ansiosa de posesión y siempre insatisfecha. Nos tapamos los ojos y volvemos a mirar dentro de algunos años para ver cómo han evolucionado: decepción. La segunda aldea habrá devorado a la primera; la competitividad y el inconformismo vencen a los "débiles".
Creo que la naturaleza, a través de los genes de cada nueva criatura que nace, explora continuamente caminos nuevos: al nacer algunos somos blanditos y tontorrones y nos conformamos con cualquier cosita, otros son lanzados y agresivos y querrán siempre más y más, si no todo, y entre medias estarán todos los grises imaginables. Sólo un sistema educativo común podría nivelar tantas mentalidades de distinto potencial. ¿Quién elige ese sistema? ¿Quién lo mantiene? ¿Cómo se evitaría la corrupción de los administradores de ese sistema? ¿Sería un mundo feliz?
Huxley me observa fijamente, en silencio, y hay algo en su mirada que me inquieta...

pillo -

Joer Mac, tus articulos son tan densos y ramificados que es difícil centrarse y responderte. Es como una explosión. Pero no puedo aguantarme con este. Yo siempre he pensado en el dinero como un medio de acumular poder. Poder en su sentido mas literal, con él puedes... lo que sea (o casi), si dispones del suficiente. Tenerlo en si no es tan malo. Lo malo es la ambición que crea, el ansia famoso. Gollum-Smeagol lo sabe bien.

Pero mas que el tema del maldito parne queria comentar el articulo al que haces referencia. Me identifico plenamente con la señora esta. Es genial que haya personas asi. La idea del trueque, no como necesidad, sino como opcion consciente es algo que todos deberiamos apoyar desde un punto de vista etico. Su trasfondo es la verdadera equivalencia del tiempo. La riqueza no la da el dinero sino el disfrute del tiempo. Es por eso que una hora mia vale lo mismo que una tuya o de Zapatero. Es el dinero el que tergiversa eso.

Propongo fundar un banco del tiempo en este mismo instante, en este pueblo. El dinero o divisa de intercambio seran las horas. Cambio una hora llena de algo que se hacer por otra llena de algo que sabes hacer tu. En una de las preguntas le dicen “¿A muchos profesionales en activo seguro que no les interesaría en principio este modelo salvo que estuvieran parados...? “ Nos ha jodio! Porque es la ambición, el dinero, el poder o cualquiera otra de sus variantes lo que perseguimos en nuestra loca carrera de 8 a 5. Si, ya se que la mayoria dira “pero si yo solo quiero pagar mi hipoteca y llegar a fin de mes” pero es de esa necesidad creada de la que se nutren nuestros politiquillos y el sistema capitalista. Y esta señora, harta de no poder cambiar el mundo y llena de valentia (e imagino que de asco hacia esta mierda de sociedad) a los 58 tacos dice “mi mundo me lo hago yo a medida”. Ole, tus huevos!

Si miramos alrededor y nos planteamos seriamente (o sea de manera realista) que opciones tenemos para cambiar el mundo, creo que la mejor candidata es justo la de Heidemarie. El mundo es como un tren sin frenos cuesta abajo. Para pararlo hay que romper un engranaje, aunque sea uno pequeño. Quizas no sea ese el que pare el tren, pero si se van rompiendo unos pocos en distintos sitios al final se propagara el desastre y se rompera la maquina.

Tambien dice que confia en que un mundo de mujeres seria probablemente mejor. Yo tambien lo creo y discrepo contigo. Naturalmente que hay malas y buenas, hombrunas y mujeriles, blancas y negras, etc... pero tienen un nosequenicomo explicarlo que intuyo mejor. Sobre todo tras ver a Bush o Aznar. ¿Que tambien estuvo la Tatcher y la Merkel? Pues si, pero aun asi las prefiero, si hay que elegir. Pero bueno, esto es mas discutible y no quiero polemizar mas.

Para terminar, una par de cosas mas. Me sorprende muy gratamente su vision individualista y liberal de la vida. Cada individuo debe ser libre de elegir sin tanta intromision de los gobiernos. Es tiempo de que el individuo sea fuerte y elija su opción de vida de forma voluntaria, que crea en su propia potencialidad. Es la gente la que demanda un tipo de gobierno, un modelo de televisión, etcétera. Son libres para elegir ...y se han equivocado.

Lo otro que me ha gustado es justamente lo que hacemos. El uso de la red por una persona de cierta edad para estos fines me vuelve a maravillar. Internet se ha convertido en esa grieta en el sistema que debemos aprovechar para derribarlo y mejorarlo en lo que podamos.

Y para acabar, le pregunta la periodista “Tampoco paga tampoco impuestos. ¿Es insolidaria?” No, yo contribuyo a mejorar la vida de los demás de otra manera.-”¿Entonces, anarquista?” Sí, y me gusta.

Genial!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres