Blogia
Sailor Worlds

Para Don Orson (I)

Para Don Orson (I)

Queridisimo Don Orson,

tarde y mal le escribo y me disculpo en nombre de nuestro comun amigo Filandrupp, pues como usted sabe ocupado me anda estos dias mejorando, si es que esto es posible, su caligrafia de la “e”. Pues ea!, aunque nadie me llame a tales berejenales y sabiendo que soy dado a meterme en camisas de 11, y aun de 12 y 13 varas, le contestare con toda la energia que tengo, a pesar de que guardarme algo deberia para poder seguirle a lo largo de las 23 cartas restantes con que amenazados (y temblorosos añadiria) nos tiene usted.

De su primera epistola, pues su segunda y esta se han cruzado por el camino, he de responderle, si es que algo le he entendido y si esa era su intencion en aquel estado de conciencia excepcional en que debio escribirla, bajo influencia de algun espiritu burlon, sin duda. Y he de responderle a dos cuestiones ciertamente relevantes que citare a continuacion; la insoportable levedad numerica y su archinombrada ley del ñogoñogo. Aunque su teoria de la rebatibilidad es tambien ciertamente notable y sinsentido, se la rebatire algun otro dia en que el mismo espiritu que le alumbra me ilumine a mi tambien.


Vayamos sin mas dilacion con los numeros. Los numeros estan vacios, acordamos entonces y ahora, pero aun y con todo, son los elementos con los que la naturaleza nos habla en su lenguaje matematico. Aunque busque y rebusque en cualquier libro del arte matematico algo que no sean simbolos no los encontrara y los unicos numeros que vera son los de las paginas. El nivel de evolucion y abstraccion de este arte o ciencia es tal que los numeros han desaparecido de su idioma. Cuando se dice x se dice cualquier numero y , ay! se dice pronto; los hay de los de todos los dias, los enteros (que no estan quebrados) pero tambien los hay partidos o fraccionados, asi como numeros reales como si los anteriores fueran de broma. Y si soñar es lo que queremos hasta imaginarios los tenemos, que junto a los reales forman un numero complejo. Y todo esto con una simple x. O sea que x puede ser uno o todos, y al fin no ser ninguno. Rebatame esto si es que puede.


Pero esto no ha hecho mas que empezar pues los numeros y las matematicas (no me confunda las dos cosas pues casi le diria que los primeros serian prescindibles en el universo del segundo) tienen su analogia en el mundo de las letras. Igual que los literatos tienen sus palabras donde juntan las letras y sus reglas para unir palabras, en la matematica existe algo parecido pero de mucho mas alcance. Vamos, que las letras y palabras son a los numeros lo que la sintaxis y morfologia es a la matematica. Este ejemplo, aunque cojo, sabe volar si le dejamos. Veamoslo.


Si a un salvaje le damos un cajon con palabras y otro con las reglas para juntarlas no sabria que hacer con ellas pues le falta el eslabon mas importante. El significado que asignamos a cada palabra y que hace que cuando oimos la palabra casa aparezca en nuestra mente una “casa”. Esa es la conexion que le falta. Este proceso es personal e intransferible, moldeado por nuestros mas reconditos recuerdos y cincelado por la educacion y ejemplos recibidos, hasta tal punto que la “casa” que se representa en mi cabeza no sera la misma que en la de vuestra merced. Esta falta de precision y de correspondencia es fuente de malentendidos y de inspiracion, de la que hacen uso los chistes y los poemas. Precisamente, lo dire sin mucho entusiasmo pues no entiendo de esto, creo que la poesia conecta palabras alejadas en nuestro cerebro y al unirlas recorre un camino que nos evoca sentimientos distintos a los meramente expresados con palabras.


La semantica en matematicas es la ciencia fisica. Es la fisica la que sustituye al proceso asignador de sentido a los meros simbolos. Esta ciencia es la que llena el vacio abstracto por el que avanzan las matematicas sin rumbo fijo. Pero hay una diferencia esencial y es la precision con la que ocurre la asignacion. No hay resquicio para la duda o el doble sentido como debe ser en el idioma del universo. El lenguaje de los hombres puede permitirse estas licencias pero la naturaleza habla con precision, aunque con fino humor, si se la sabe leer.


Ambas ciencias, matematicas y fisica, avanzan casi sin verse la cara. Unos tejen su red sin preocuparse de los otros lo cual es ciertamente notable, porque se da la curiosidad de que si en algun momento los fisicos se encuentran sin armamento matematico deben aguardar a que los matematicos se la presten. Los fisicos sin duda se encuentran mas al descubierto en su lucha abriendo camino en la selva que es el universo. Son por decirlo asi, la infanteria de este ejercito y los matematicos estan en retaguardia preparando armas a distro y siniestro, a veces seran utiles y otras no, pero por si acaso no se tira nada, que quien sabe si dentro de unos lustros seran mas adecuadas en otras lides.


Bueno. Vaciados aun mas si cabe, los numeros, pero vueltos a llenar con la ambrosia que la fisica nos da queda dicho lo que se ha dicho y no hay mas que hablar que no sea del ñogoñogo. Pero esto es harina de otro costal y sin ser mi intencion, pero si mi afliccion, he de decirle a usted que cuando se llegan a mis 114 años mas puede una hora de mas que una de menos y que con un boton se tienen mas posibilidades que con un ojal a la hora de acertar por que lo que uno da el otro lo quita. Sin duda sabra que como dijo el otro, mas vale ser precavido a la hora de la verdad que hablar sin ton ni son, que para este menester ya esta el colega del Lobato. Y si esto no le basta es que no me conoce lo suficiente y no sabe con quien se anda.


Sin mas, pero tampoco sin menos, se despide afectuosamente

pillo ñogoñogo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

filandrupp -

Bien, Sr. D.Pillo, esto es intolerable, me siento muy ofendido pero no sé por qué. Ah, mal rayo me parta (pero no verde, que no tiene culpa), ¿será que debo darle la razón en algo de lo que ha dicho?

Sepa usted, caballero, que me ha dolido profundamente su observación, que detallo a continuación:
"¿No los usaras como nemesis para evadirte? uhmmm?".
Pues bien, es muy, pero que muy probable que tenga usted razón. Es más, hasta en el "uhmmm?" tendré que dársela, a mi pesar. No obstante, me consolaré pensando que todo pensamiento y obra en este valle de lágrimas (de risa) que es la vida no es sino otro consuelo. Y fíjese que traigo a pensamiento y obra cogidos de la mano, pues entiendo que son lo único que nos da el Sr.Destino para entretenernos durante el ratillo que estaremos por aquí. Así pues no me sentiré ni ofendido ni deslegitimado porque usted me considere un evasor de realidades, ya que meteré en ese saco a todos aquellos que se dejen absorber por una actividad cualquiera; que ésta sea calificable como más o menos real me importará poco, aunque le pese.

Otra sentencia suya que me ha provocado varias lesiones al caerme del asiento, junto con otras de índole cerebral, es la siguiente:
"Respecto a los ejemplos que pone, el primero esta basado en la asimetria de la propiedad de la paridad y no me sirve" (¡Plonck! Aquí es donde el juez golpea malhumorado con su martillo y el caso queda cerrado).
Tal ha sido la contundencia de su afirmación negadora, que necesité varias horas para salir del estado de shock. Y es que era precisamente a esa asimetría a la que me refería, a esa que usted desprecia sin compasión, y que hube de recoger triste y deconsolada entre mis manos, abandonada por su desdén. ¿No le emociona el melodrama? Ya veo que no, es usted de piedra. Pero el hecho en sí de la existencia de esa asimetría me parecía casi tan curioso como que perímetro/diámetro sea justamente Pi en la circunferencia. Son propiedades que vienen dadas de serie en este universo, lo cual no deja de fascinarme algo, aunque a usted le parezcan nimiedades camino de némesis, pero arrieritos somos, oiga.

En fín, asumiré que se tronche usted de mis pensamientos en la forma en que lo hace, si es el papel que me toca y si es ello lo que merecen. No por ello dejarán de acompañarme en mi evasión hacia nuestro común destino, volando ya sea como personas o como pajaritos, o como pajarracos en algunos casos, vaya usté a saber.

Así que repose usted, Sr.D.Pillo Ñogoñogo, y no me haga usted mucho caso, pues veo que su salud se resiente ante el espectáculo lamentable de mis derrapes neuronales, y le quiero a usted mentalmente saludable ante las electorales fechas que se nos echan encima.

pillo -

Mi querido Filandrupp, vuesa merced sabra que los numeros sin unidades o dimensiones fisicas tengan propiedades bellas no niega parte de su vacuidad. Si quiere usted, seria como un cuadro abstracto, sin referencias a la naturaleza cognoscible. Puede ocurrir que te evoque algo que identificas con algo bello. Vale, estoy de acuerdo. Vacio (de contenido fisico, debe entenderse) no es sinonimo de feo.

Respecto a los ejemplos que pone, el primero esta basado en la asimetria de la propiedad de la paridad y no me sirve. El segundo es mucho mas majo y debo reconocertelo. No es que no supiera de la magica aparicion de pi, o e o gamma o phi o cualquiera de esos maravillosos y ubicuos numeros irracionales, en muchas parcelas de la naturaleza. La relacion de la naturaleza y la primalidad tambien es chocante. Pero me pregunto si detras de este asombro y sorpresa no hay una ley oculta que aun no hemos descubierto. Que el camino es largo y tortuoso, no lo niego. Y aun falta por recorrer mas, mucho mas, de lo recorrido. Pero lo que ayer eran misterios insondables hoy se llama ciencia.
Una posible hipotesis que te lanzo es que estos numeros sean (lo son de hecho de muchas) limites de series y dichas series aparecen en multiples fenomenos de reproduccion y autoreplicacion (y aparecen en brocolis, conchas .. en forma de fractales, espirales logaritmicas,..)

La magia de la primalidad, ah, amigo mio. Eso es otro cantar. Pero muy posiblemente haya relacion entre unos y otros. ¿Y por que te molesta que los simples numeros tengan propiedades...pero esten vacios? Por si solos no explican nada. Son bonitos algunos con sus propiedades y todo esto, pero no sirven para describir nada. El ejemplo de la sintaxis y semantica (y el saco de letras por otro) es muy ilustrativo.

Es curioso tu afan en los numeros y su lejania de la realidad. ¿No los usaras como nemesis para evadirte? uhmmm?

"¿No podría el universo hablar a través estas propiedades con las que alimenta a sus leyes y con las que se cuenta a sí mismo?" preguntas. Y yo que se, machote! es posible, jajaja!

Y tu ultima pregunta "¿Cómo explicaría usted que otros (a los que supondré inteligentes) hayan dedicado su tiempo (o incluso su vida) a estudiar algo tan banal como las propiedades vacías de los números?" la contestaras tu mismo si tiras a la basura esa creencia casi universal en la utilidad de las cosas. La gente solo puede ocuparse de lo util? lo util sirve para cobrar a fin de mes y comer. Lo bello es lo que te permite salir de la jaula. Las personas y los pajaros podemos volar. Volemos, volemos...


PD: pillo ñogoñogo se ha vuelto loco tras intentar contestar a las preguntas de Filandrupp

oscar -

Espero que el Sr.Orson me disculpe la intromisión, pues aunque la misiva fuera dirigida a él, no he podido evitar que mis rebuznos afloren hasta alcanzar estos espacios virtuales, donde los unos y los ceros se combinan mágicamente y aparecen convertidos en música para el pensamiento.

Desde luego que brillante su exposición, y luminosa su definición de la poesía: Algún día será el principio básico del primer ordenador capaz de componer poesía.

Intentaré resumir, cosa que nunca consigo: Ha sido muy de mi agrado verle repartir cal y arena en tan razonables proporciones, así como nuestra madre naturaleza suele hacer habitualmente, eón sí, eón no. Sólo apelaría a su tolerancia (no sé si en la variante ferlosiana) para preguntarle en relación con su frase:

"Vaciados aun mas si cabe, los numeros, pero vueltos a llenar con la ambrosia que la fisica nos da..."

Ya me ve usted venir, mejor que yo mismo. ¡Efectivamente! Es la sal de la vida. ¿Quiere decir que los números sólo pueden tener sentido cuando son aplicados físicamente? ¿Piensa que sin la física, los números estarían vacíos? ¿No cree que hay propiedades de los números que están ahí de antemano, y que "existen" aún antes de que una ley física los quiera aplicar?

Un ejemplo que me invento y que, aun cojeando, puede servir: Un número entero elegido al azar se suma a sí mismo varias veces, elegidas al azar también. Ambas cantidades son aleatorias. ¿Cuántas veces será impar el resultado? Puesto que el azar está garantizado, ¿esperaríamos un 50% de impares y 50% de pares?. Pues no, el resultado es 75% de las veces par, y 25% de veces impar. Es decir, que m x n es par la mayoría de las veces, siendo m y n enteros completamente aleatorios. Allí donde la naturaleza construyese algo "al azar" de esta manera, el resultado estaría extrañamente sesgado, aunque el azar inicial fuera perfecto. Un fenómeno físico que se basara en el producto de cantidades aleatorias discretas y fuera sensible a la paridad final como en este caso, ¿tendría una explicación física, o numérica, o las dos?

Otro ejemplo más de andar por casa todavía: ¿Por qué no es posible construir un rectángulo con 17 piezas cuadradas? Cada número natural se construye con una regla sencilla: se coge el anterior y se suma uno. Cada número se fabrica exactamente igual que el anterior, parece el socialismo perfecto, y sin embargo, para gloria de los ideales clasistas, algunos nacen diferentes sin que sepamos por qué, y en secuencia impredecible. La primalidad de los números afecta, por ejemplo, a los ciclos de reproducción de algunas especies, donde la especie depredada se reproduce en ciclos de duración prima para evitar al máximo las coincidencias con el ciclo reproductor del depredador. ¿No podría el universo hablar a través estas propiedades con las que alimenta a sus leyes y con las que se cuenta a sí mismo?

Como ya sospecho que me dirá que no, se lo preguntaré de otra manera: ¿Cómo explicaría usted que otros (a los que supondré inteligentes) hayan dedicado su tiempo (o incluso su vida) a estudiar algo tan banal como las propiedades vacías de los números?

macarro -

Brillante, monsieur ñogoñogo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres