Blogia
Sailor Worlds

Encuentros en el 8º desfase

Encuentros en el 8º desfase Hoy en El País se recoge una entrevista con Hartmut Michel que me ha parecido interesante. Primeramente espero que a nuestro amigo pillo le parezca una opinión solvente, ya que parece que no va en la línea de lo establecido. Habla principalmente de la utilización de los biocombustibles, la gran panacea que últimamente se baraja para la reducción de emisiones que de momento ha hecho que el precio de muchos bienes de consumo básicos (el pan, el aceite, el pollo...) haya aumentado debido a que se requieren últimamente para el sector energético.La polémicaq está servida, aunque no he encontrado más ecos de la misma. La reproducto íntegramente ya que no es muy larga...: ENTREVISTA: HARTMUT MICHEL Premio Nobel de Química "Con los biocombustibles no se ahorran emisiones de CO2"  Hartmut Michel, alemán, 59 años, recibió el premio Nobel de Química en 1988 -conjuntamente con Johann Deisenhofer y Robert Huber- por determinar, por cristalografía de rayos X y en una bacteria, el funcionamiento en detalle de la fotosíntesis -la reacción más importante del mundo, según el jurado-. La fotosíntesis utiliza luz solar como fuente de energía para obtener sustancias orgánicas. Michel sigue en el Instituto Max Planck, estudiando la función de enzimas que tienen un papel en la respiración y el metabolismo. En la reunión de premios Nobel celebrada este verano en Lindau (Alemania), Michel no habló de su trabajo sino de una de sus aficiones: los biocombustibles. Según mostró en Lindau, los combustibles de origen vegetal no son una buena opción para combatir el cambio climático: no ahorran emisiones de CO2 y promueven la deforestación de la Amazonia. "No soy el único que dice esto, basta hacer los cálculos para verlo. Sólo que los políticos no quieren escuchar esta idea", dice Michel."Las células fotovoltaicas son entre 50 y 100 veces más eficientes en lo que respecta a convertir la energía solar en eléctrica""Podríamos tener una 'granja solar' en el Sáhara y convertir la energía obtenida en hidrógeno, que se puede transportar"Pregunta. Según una directiva de la Unión Europea, el 5,75% de todo el transporte basado en energías fósiles deberá ser sustituido por biocombustibles antes del 2010. ¿Es una estrategia equivocada?Respuesta. Recomendaría abolir esa directiva: con los biocombustibles no se ahorra emisiones de dióxido de carbono. Es evidente que tenemos que reducir las emisiones de dióxido de carbono si queremos frenar o reducir el calentamiento global, tenemos que cambiar de energías fósiles a energías renovables. Pero la producción y el uso del biogás o el biocombustible no son neutrales en cuanto a la producción de CO2, porque al menos el 50% de toda la energía contenida en el biogás o en el biocombustible procede de fuentes fósiles.P. ¿Puede explicarlo un poco mejor?R. Para producir algunos biocombustibles, como el etanol, hace falta invertir mucha energía en forma de fertilizante, de transporte... Y también en el destilado del alcohol. Lo que obtienes al fermentar el vegetal es algo como el vino, con un 10% de alcohol, y hay que convertirlo en alcohol 100%. Para eso hay que invertir casi tanta energía como la que hay en el etanol. Y si obtienes esa energía de combustibles fósiles, acabas emitiendo más CO2 de lo que emitirías simplemente usando gasolina en el coche.P. ¿No es algo que se pueda mejorar con nuevas técnicas de cultivo, con más investigación en general?R. El problema de partida es que la eficiencia global de la fotosíntesis es muy baja. Menos del uno por ciento de la energía solar se almacena en forma de biomasa, y no hay muchas posibilidades de mejorar eso. El biocombustible que se puede producir por unidad de superficie y año contiene menos del 0,4% de la energía solar que ha recibido esa superficie en el mismo tiempo.P. O sea que habría que cultivar superficies enormes para obtener suficiente biocombustible...R. Incluso si no contamos la energía que hay que invertir en producir los biocombustibles, hay que tener en cuenta que cubrir la demanda de electricidad de Alemania con biocombustibles exigiría dedicar toda la superficie del país a cultivos energéticos. En comparación, las células fotovoltaicas son entre 50 y 100 veces más eficientes en lo que respecta a convertir la energía solar en eléctrica, y necesitan de mucho menos suelo. Los cultivos energéticos son una manera muy poco eficiente de usar el suelo.P. Ha hablado también del riesgo de deforestación asociado al uso de biocombustibles.R. Sí, los biocombustibles están fomentando la pérdida de selva tropical en Indonesia, Malaisia, algunas zonas de África y en Brasil. En Brasil es la soja: cada vez se cultiva más y más soja en la selva. Y quemar selva para producir soja libera una cantidad enorme de dióxido de carbono a la atmósfera.P. En su conferencia ha dicho incluso que es más eficiente, y ahorra más emisiones, usar directamente los cultivos para calentarse.R. Sí, puestos a cultivar, el mayor ahorro lo obtendríamos usando la madera para calefacción, en vez de petróleo o gas natural. El petróleo se dejaría sólo para los coches. De esa manera triplicas o cuadruplicas la eficiencia, no pagas el impuesto de convertir la biomasa en biocombustible.P. Pero también ha dicho que producir biocombustibles es más barato energéticamente en algunos países que en otros. ¿Son los biocombustibles rentables al menos en algunos países?R. Si el biocombustible se produce a partir de la caña de azúcar en los países en que este cultivo crece como si fuera hierba, sin fertilizante, como Brasil, sí puede ser un proceso rentable. En Brasil se exprime la caña y los restos de la planta se usan para destilar el alcohol. Pero en Europa, con trigo o remolacha, no es rentable. Aquí no se da la caña de azúcar.P. Y ¿si se usan métodos biotecnológicos, enzimas, que digieran toda la planta -incluida la lignina- para aumentar la eficiencia de la producción de biocombustible?R. No se gana mucho. La eficiencia de la conversión de biomasa en biocombustible oscila entre el 0,15% y el 0,3%. Y las células fotovoltaicas tienen ya una eficiencia de entre el 15% y el 20%. Y también son interesantes las otras formas de aprovechar la energía solar, como la energía solar térmica.P. Así que en su opinión hay que fomentar la energía solarR. La mejor manera de resolver nuestro problema es con energía solar, lo malo es que las células fotovoltaicas son aún muy caras. Podríamos tener una granja solar en el Sáhara, por ejemplo, y convertir la energía que se obtuviera en alguna otra forma de energía que se pueda transportar, como el hidrógeno. Eso, hasta que se desarrollen cables superconductores a temperatura ambiente.P. Si está tan claro que los biocombustibles no son una opción, ¿por qué todo el mundo apuesta por ellos?R. Es que son una idea muy atractiva, el término bio vende mucho... Pero no soy el único que critica los biocombustibles. Basta hacer los cálculos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

el rayo verde -

me han parecido interesantes las dos intervenciones, en las dos hay cierto optimismo y cierto peligro. lo cierto es q se producen cambios y confrontaciones de poder. la geopolitica del petroleo da paso a una nueva geopolitica más diversa; entramos en una nueva era, de energias ¿renovables? o de otro camelo más( como dice Michel).

oscar -

Si a nuestro abuelo le hubieran hablado de teléfonos móviles, se hubiera imaginado su teléfono del salón, de los de la época, de 1 Kg de peso o más, colgado de su cintura y sosteniendo un trole que le conectaría a una inmensa red de catenarias de hilo telefónico que inundaría el cielo de la ciudad. En cada época nos imaginamos el futuro en función de la tecnología del momento, basta con ver los vaticinios tecnológicos de las antiguas películas de ciencia ficción. Cualquier dispositivo del futuro era dibujado como un puñado de lámparas de vacío y medidores de aguja, que hoy te daría la risa.
Que síii, que te oigo patalear, y decirme a gritos: ¡No se puede comparar el vaticinio de una película cutre con el de un Premio Nobel de Química! De acuerdo, pero es lo malo que tienen las metáforas, que vienen con paja que debes quitar, y quedarte con la esencia. En este caso, la esencia es que el futuro encierra más soluciones de las que imaginamos hoy, y no hay que perder la esperanza de que los problemas pueden resolverse, sobre todo los técnicos.
Un ejemplo: hace poco el balance sobre la propulsión por células de combustible era negativo. El hidrógeno es peligroso, y no existían sistemas seguros de almacenamiento del gas, explota al menor incidente, como el Hindenburg. En cambio hoy, el hidrógeno se presenta en forma de óxido y el peligro ya no existe. Problema técnico resuelto. ¿La emisión de CO2 no es un problema técnico que podría solucionarse? Otro ejemplo: antes la insulina se frabricaba en tanques de bacterias, limitados en tamaño y número; por ingeniería genética, se ha conseguido que una planta la produzca, sin limitación en el tamaño de la plantación (http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_6527000/6527165.stm).
¿Quién asegura que un puñado de bacterias, parcheando adecuadamente su genoma, no terminarán produciendo etanol directamente? Puede que sea fantasioso, o puede que se quede corto y la realidad supere la ficción.
O sea, que tiempo al tiempo, no hablemos antes de ídem, y no nos rindamos ante el primer problema. Eso sí, cuidadín con los empresarios, que te venderán la moto a medio hacer, y el CO2 lo se dejarán a la generación siguiente (bucle recursivo).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres