Blogia
Sailor Worlds

Historias universales

Battle and Kruger

Battle and Kruger  

De entre de los entresijos de internet, entre los e-correos reenvios  que nos atiborran de sandeces,  a veces se encuentran maravillas insospechadas. El video de YouTube “Battle and Kruger”,ha tenido un record de visitas y más de 16.097 comentarios hasta el momento. Es un simple video grabado por un videoaficionado que muestra el enfrentamiento entre unos animales salvajes en África; una cría de búfalo es atacada por unos leones, un cocodrilo luchará por la presa contra los leones, en un momento dado aparece una manada de búfalos mayor que regresan a salvar a la cría expulsando a los leones.

Esta historia, perfecta de un western, tiene como singularidad que está grabada en un plano secuencia único de casi ocho minutos, sin montaje de ningún tipo. Es emocionante verlo y carece de los preparativos de los documentales de fauna al uso de la 2 o de Discovery Channel. La película no tiene desperdicio y no está falseada, lo que hace que nos maravillemos. Es un ejemplo de lo que con medios precarios y mucha suerte puede suceder con una pequeña cámara.

 


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

A propósito de Platero

A propósito de Platero

Sr. Dn. Juan Ramón Jiménez
Madrid, febrero de 1929

Nuestro distinguido amigo: Nos creemos en el deber de decirle -sí, desinteresadamente- que su obra nos repugna profundamente por inmoral, por histérica, por cadavérica, por arbitraria.
Especialmente:
¡¡ MERDE !!
para su Platero y yo, para su fácil y mal intencionado Platero y yo, el burro menos burro, el burro más odioso con que nos hemos tropezado.
Y para V., para su funesta actuación también:
¡¡¡¡MIERDA!!!!
Sinceramente,
.......................................................... LUIS BUÑUEL / SALVADOR DALÍ

La historia de esta carta viene dada por el propio Dalí. Lo explica así:

En aquel momento queríamos mandar, para crear una especie de subversión moral, una carta a la persona más prestigiosa de España, únicamente para provocar una reacción y que la gente dijera: ¿Por qué lo han hecho?, y tal y cual. Entonces habíamos escogido dos o tres, y habíamos pensado en Falla, que tenía un gran prestigo, para decirle que era un hijo de puta, etc.: lo más que se puede decir; los pusimos en un sombrero (los nombres), y salió Juan Ramón Jiménez. Justamente acabábamos de visitar a Juan Ramón el día anterior, que nos había recibido sentimentalmente: "A ver, esa juventud maravillosa...", y dijo haber encontrado unos chicos magníficos en nuestro grupo. Entonces, sale en el sombrero y escribimos la carta, que era una carta terrible contra Platero, que el asno de Platero era un asno podrido, aquello de las estrellas era un sentimentalismo...; además, es verdad, a mí nunca me ha gustado Juan Ramón Jiménez, encuentro que es un poeta pésimo. En aquel momento de echar la carta, Buñuel tuvo una duda, pero la echó, la echamos, y al día siguiente Juan Ramón estuvo enfermo, diciendo: "No comprendo, un día antes recibo a estos chicos; me parecen... Y al día siguiente me insultan de la manera más grosera...". Y no lo comprendió nunca. Fue una cosa incomprensible.


Buñuel y Dalí están a comienzos de 1929 trabajando muy estrechamente para gestar el guión de Un perro andaluz, la película que se filmaría en París pocos meses después. Están compartiendo una estética surrealista que les lleva a rechazar todo lo que representa la tradición, la lógica y también la figura del padre, que es lo que había sido para los poetas jóvenes Juan Ramón Jiménez. Éste representaba para ellos lo más putrefacto, palabra de uso compartido para referirse a todo lo rancio y degenerado desde su punto de vista. En la película antes citada hay una escena en que un individuo tira de dos cuerdas que arrastran dos curas maristas, un piano de cola y encima de éste dos burros podridos (¿Platero?). También hay que decir que la imagen del burro podrido venía también sugerida por el aragonés como Buñuel e inquilino de la Residencia de Estudiantes, Pepín Bello, que describió cómo iba a un barranco cerca de su pueblo a ver como se descomponían los burros muertos. Se les hinchaba el vientre y luego estallaban para regocijo del amigo Pepín Bello.

La leccion de Indra

La leccion de Indra

Como el resto de las historias que aqui aparecen, como obviamente ya os habeis dado cuenta, no es original mia. Algunas son anonimas, otras parece que lo son (de esas que os llegan por email todos los dias. Siempre he intentado rastrear al autor con mayor o menor fortuna), otras son extractos de libros y otras son versiones rescatadas de otras mas antiguas y olvidadas. Esta historia presente corresponde al ultimo caso. La encontre en un libro de J. Campbell (The Power of Myth) aunque la original, mas adornada al recargado gusto hindu, la encontrais en los Upanishads. En fin, cuando la lei me gusto. La he recordado estos dias y aqui la cuelgo para vuestro disfrute.

 

There is a wonderful story in one of the Upanishads about the god Indra. Now, it happened at this time that a great monster had enclosed all the waters of the earth, so there was a terrible drought, and the world was in a very bad condition. It took Indra quite a while to realize that he had a box of thunderbolts and that all he had to do was drop a thunderbolt on the monster and blow him up. When he did that, the waters flowed, and the world was refreshed, and Indra said, "What a great boy am I."

So, thinking, "What a great boy am I," Indra goes up to the cosmic mountain, which is the central mountain of the world, and decides to build a palace worthy of such as he. The main carpenter of the gods goes to work on it, and in very quick order he gets the palace into pretty good condition. But every time Indra comes to inspect it, he has bigger ideas about how splendid and grandiose the palace should be. Finally, the carpenter says, "My god, we are both immortal, and there is no end to his desires. I am caught for eternity." So he goes to Brahma, the creator god, and complain.

Brahma sits on a lotus, the symbol of divine energy and divine grace. The lotus grows from the navel of Vishnu, who is the sleeping god, whose dream is the universe. So the carpenter comes to the edge of the great pond of the universe and tells his story to Brahma. Brahma says, "You go home. I will fix this up." Brahma gets off his lotus and kneels down to address sleeping Vishnu. Vishnu just makes a gesture and says something like, "Listen, fly, something is going to happen."

Next morning, at the gate of the palace that is being built, there appears a beautiful blue boy with a lot of children around him, just admiring his beauty. The porter at the gate of the new palace goes running to Indra, and Indra says, "Well, bring in the boy." The boy is brought in, and Indra, the king god, sitting on his throne, says, "Young man, welcome. And what brings you to my palace?" "Well," says the boy with a voice like thunder rolling on the horizon, "I have been told that you are building such a palace as no Indra before you ever built." And Indra says, "Indras before me, young man— what are you talking about?"

The boy says, "Indras before you. I have seen them come and go, come and go. Just think, Vishnu sleeps in the cosmic ocean, and the lotus of the universe grows from his navel. On the lotus sits Brahma, the creator. Brahma opens his eyes, and a world comes into being, governed by an Indra. Brahma closes his eyes, and a world goes out of being. The life of a Brahma is 432,000 years. When he dies, the lotus goes back, and another lotus is formed, and another Brahma. Then think of the galaxies beyond galaxies in infinite space, each a lotus, with a Brahma sitting on it, opening his eyes, closing his eyes. And Indras? There may be wise men in your court who would volunteer to count the drops of water in the oceans or the grains of sand on the beaches, but no one would count those Brahmin, let alone those Indras."

While the boy was talking, an army of ants parades across the floor. The boy laughs when he sees them, and Indra's hair stands on end, and he says to the boy, "Why do you laugh?" The boy answers, "Don't ask unless you are willing to be hurt."

Indra says, "I ask. Teach." (That, by the way, is a good Oriental idea: you don't teach until you are asked. You don't force your mission down people's throats.) And so the boy points to the ants and says, "Former Indras all.Through many lifetimes they rise from the lowest conditions to the highest illumination. And then they drop their thunderbolt on a monster, and they think, 'What a good boy am I.' And down they go again."

When the boy is talking, a crotchety old yogi comes into the palace with a banana leaf parasol. He is naked except for a loincloth, and on his chest is a little disk of hair, and half the hairs in the middle have all dropped out.

The boy greets him and asks him just what Indra was about to ask. "Old man, what is your name? Where do you come from? Where is your family? Where is your house? And what is the meaning of this curious constellation of hair on your chest?"

"Well," says the old fella, "my name is Hairy. I don't have a house. Life is too short for that. I just have this parasol. I don't have a family. I just meditate on Vishnu's feet, and think of eternity, and how passing time is. You know, every time an Indra dies, a world disappears— these things just flash by like that. Every time an Indra dies, one hair drops out of this circle on my chest. Half the hairs are gone now. Pretty soon they will all be gone. Life is short. Why build a house?"

Then the two disappear. The boy was Vishnu, the Lord Protector, and the old yogi was Shiva, the creator and destroyer of the world, who had just come for the instruction of Indra, who is simply a god of history but thinks he is the whole show.

Indra is sitting there on the throne, and he is completely disillusioned, completely shot. He calls the carpenter and says, "I'm quitting the building of this palace. You are dismissed." So the carpenter got his intention. He is dismissed from the job, and there is no more house building going on.

Indra decides to go out and be a yogi and just meditate on the lotus feet of Vishnu. But he has a beautiful queen named Indrani. And when Indrani hears of Indra's plan, she goes to the priest of the gods and says, "Now he has got the idea in his head of going out to become a yogi."

"Well," says the priest, "come in with me, darling, and we will sit down, and I will fix this up." So they sit down before the king's throne, and the priest says, "Now, I wrote a book for you many years ago on the art of politics. You are in the position of the king of the gods. You are a manifestation of the mystery of Brahma in the field of time. This is a high privilege. Appreciate it, honor it, and deal with life as though you were what you really are. And besides, now I am going to write you a book on the art of love so that you and your wife will know that in the wonderful mystery of the two that are one, Brahma is radiantly present also."

And with this set of instructions, Indra gives up his idea of going out and becoming a yogi and finds that, in life, he can represent the eternal as a symbol, you might say, of the Brahma. So each of us is, in a way, the Indra of his own life. You can make a choice, either to throw it all off and go into the forest to meditate, or to stay in the world, both in the life of your job, which is the kingly job of politics and achievement, and in the love life with your wife and family. Now, this is a very nice myth, it seems to me.

Joseph Campbell (1904-1987),
The Power of Myth (with Bill Moyers)
Doubleday, New York, 1988

Carta del jefe Seattle a Washington

Carta del jefe Seattle a Washington

 

Muy interesante e instrructiva. Por favor, no dejeis de leerla.

El jefe Seattle, jefe de los indios (nativos americanos, por si no estaba claro) Suquamish escribio al gobierno americano en 1887 sobre la compra de sus, hasta entonces, tierras (lo que ahora se llama expropiacion). En sus palabras se encuentra uno de los mas bonitos ejemplos y comprension, en el sentido en que yo lo entiendo, de Dios. Deberia enseñarse en los colegios a los niños de all around the world.

He preferido dejarla en ingles (ahora que todos sabemos ingles no hay problema). Ademas hago notar que esta version es un "resumen" de lo que realmente se transcribio en un periodico de la epoca. dicha transcripcion tambien puede tergiversar algo sus palabras originales aunque su contenido es esencialmente el mismo. El articulo (tambien de este hay versiones) original pueden encontrarse en http://www.halcyon.com/arborhts/chiefsea.html.

 

Sin mas dilacion alla va, pues:

 

"The President in Washington sends word that he wishes to buy our land. But how can you buy or sell the sky? the land? The idea is strange to us. If we do not own the freshness of the air and the sparkle of the water, how can you buy them?

Every part of the earth is sacred to my people. Every shining pine needle, every sandy shore, every mist in the dark woods, every meadow, every humming insect. All are holy in the memory and experience of my people.

We know the sap which courses through the trees as we know the blood that courses through our veins. We are part of the earth and it is part of us. The perfumed flowers are our sisters. The bear, the deer, the great eagle, these are our brothers. The rocky crests, the dew in the meadow, the body heat of the pony, and man all belong to the same family.

The shining water that moves in the streams and rivers is not just water, but the blood of our ancestors. If we sell you our land, you must remember that it is sacred. Each glossy reflection in the clear waters of the lakes tells of events and memories in the life of my people. The water's murmur is the voice of my father's father.

The rivers are our brothers. They quench our thirst. They carry our canoes and feed our children. So you must give the rivers the kindness that you would give any brother.

If we sell you our land, remember that the air is precious to us, that the air shares its spirit with all the life that it supports. The wind that gave our grandfather his first breath also received his last sigh. The wind also gives our children the spirit of life. So if we sell our land, you must keep it apart and sacred, as a place where man can go to taste the wind that is sweetened by the meadow flowers.

Will you teach your children what we have taught our children? That the earth is our mother? What befalls the earth befalls all the sons of the earth.

This we know: the earth does not belong to man, man belongs to the earth. All things are connected like the blood that unites us all. Man did not weave the web of life, he is merely a strand in it. Whatever he does to the web, he does to himself.

One thing we know: our God is also your God. The earth is precious to him and to harm the earth is to heap contempt on its creator.

Your destiny is a mystery to us. What will happen when the buffalo are all slaughtered? The wild horses tamed? What will happen when the secret corners of the forest are heavy with the scent of many men and the view of the ripe hills is blotted with talking wires? Where will the thicket be? Gone! Where will the eagle be? Gone! And what is to say goodbye to the swift pony and then hunt? The end of living and the beginning of survival.

When the last red man has vanished with this wilderness, and his memory is only the shadow of a cloud moving across the prairie, will these shores and forests still be here? Will there be any of the spirit of my people left?

We love this earth as a newborn loves its mother's heartbeat. So, if we sell you our land, love it as we have loved it. Care for it, as we have cared for it. Hold in your mind the memory of the land as it is when you receive it. Preserve the land for all children, and love it, as God loves us.

As we are part of the land, you too are part of the land. This earth is precious to us. It is also precious to you.

One thing we know - there is only one God. No man, be he Red man or White man, can be apart. We ARE all brothers after all."

 


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El Vergel (Platero y yo, cap. 77)

El Vergel (Platero y yo, cap. 77)

Cada capitulo es una maravilla. Uno de mis preferidos es este. Aunque no os guste la poesia os aseguro que, como minimo si no estais muertos, os despertara algun sentimiento.

Como hemos venido a la Capital, he querido que Platero vea
el Vergel... Llegamos despacito, verja abajo, en la grata sombra
de las acacias y de los plátanos, que están cargados todavía. El
paso de Platero resuena en las grandes losas que abrillanta el
riego, azules de cielo a trechos y a trechos blancas de flor caída
que, con el agua, exhala un vago aroma dulce y fino.
¡ Qué frescura y qué olor salen del jardín, que empapa
también el agua, por la sucesión de claros de yedra goteante de la
verja ! Dentro, juegan los niños. Y entre su oleada blanca, pasa,
chillón y tintineador, el cochecillo del paseo, con sus banderitas
moradas y su toldillo verde; el barco del avellanero, todo
engalanado de granate y oro, con las jarcias ensartadas de
cacahuetes y su chimenea humeante; la niña de los globos, con
su gigantesco racimo volador, azul, verde y rojo; el barquillero,
rendido bajo su lata roja... En el cielo, por la masa de verdor
tocado ya del mal del otoño, donde el ciprés y la palmera
perduran, mejor vistos, la luna amarillenta se va encendiendo,
entre nubecillas rosas...
Ya en la puerta, y cuando voy a entrar en el vergel, me dice
el hombre azul que lo guarda con su caña amarilla y su gran reloj
de plata:
- Er burro no puéntra, zeñó.
- ¿ El burro ? ¿ Qué burro ? - le digo yo, mirando más allá de
Platero, olvidado, naturalmente, de su forma animal...
- ¡ Qué burro ha de zé, zeñó; qué burro ha de zéee... !
Entonces, ya en la realidad, como Platero «no puede entrar»
por ser burro, yo, por ser hombre, no quiero entrar, y me voy de
nuevo con él, verja arriba, acariciándole y hablándole de otra
cosa...

El barquero y el banquero

El barquero y el banquero Un banquero de inversión estaba en el muelle de un pueblito costeño cuando llego un botecito con un solo pescador. Dentro del bote habían varios atunes amarillos de buen tamaño. El banquero elogió al pescador por la calidad del pescado y le preguntó cuanto tiempo le había tomado pescarlos.

El pescador respondió que solo un poco tiempo. El banquero luego le pregunto porque no permanecía más tiempo y sacaba más pescado?
El pescador dijo que el tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia. El banquero luego preguntó, "¿pero que hace usted con el resto de su tiempo?" El pescador dijo, "duermo tranquilo, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siesta con mi señora, María, caigo todas las noches al pueblo donde como y toco guitarra con mis amigos. Tengo una vida extremadamente  feliz  y ocupada."

El banquero replicó, "Soy un MBA de Harvard y podría ayudarte. Deberías gastar mas tiempo en la pesca y con los ingresos comprar un bote mas grande, con los ingresos del bote mas grande podrías comprar varios botes, eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros. En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías hacer directamente a un procesador, eventualmente abrir tu propia procesadora. Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución. Deberías salir de este pueblo e irte a Ciudad de México, luego a Los Ángeles y eventualmente a Nueva York, donde manejarías tu empresa en expansión".

El pescador preguntó, "Pero, cuánto tiempo tarda todo eso?".
A lo cuál respondió el banquero, "entre 15 y 20 años".
"Y luego que?" . El banquero se rió y dijo que esa era la mejor parte.

Cuando llegue la hora deberías anunciar un IPO (Oferta inicial de acciones) y vender las acciones de tu empresa al publico. Te volverás rico, tendrás millones".Millones ...y luego qué?"
Dijo el americano, "Luego te puedes retirar. Te mueves a un pueblito en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, caer todas las noches al pueblo donde comas y toques guitarra con tus amigos".

Los remeros

Los remeros
Escudriñando en el que hacer de las organizaciones latinoamericanas se nos comentaba que en el año 2.000 se celebró una competencia de remo entre una Empresa Japonesa y una Empresa Latinoamericana.

Al iniciarse la competencia, los remeros japoneses se destacaron desde el comienzo, llegaron a la meta tres horas antes que el otro equipo.

De regreso, en la Empresa Latinoamericana; el Comité Ejecutivo se reunió para analizar las causas de tan desconcertante e imprevisto resultado.

Las conclusiones a las que arribaron luego de un profundo análisis, fueron que habían grandes diferencias en la conformación de los equipos:

Equipo Japonés conformado por: 1 Jefe de Remeros y 10 Remeros.
Equipo Latinoamericano conformado por: 10 Jefes de Equipo y 1 Remero.

La decisión pasó a la esfera de la Planificación Estratégica para así abordar la competencia del siguiente año con una reestructuración que calaría en lo más profundo de la delegación de la Empresa Latinoamericana.

En el año 2.001 se produce la nueva competencia, resultados; el Equipo Japonés volvió a adelantarse desde el comienzo y la diferencia a favor de ellos fue de 4 horas.

El nuevo análisis del Comité Ejecutivo arrojó los siguientes resultados:

El Equipo de la Empresa Latinoamericana, luego de los cambios introducidos por el Dpto. de Planificación Estratégica tenía la siguiente composición:

1 Jefe de Equipo.
2 Asistentes del Jefe de Equipo.
7 Jefes de Sección.
1 Remero.

El Equipo Japonés seguía igual, es decir: 1 Jefe de Remeros y 10 Remeros.

La conclusión del Comité Ejecutivo fue unánime y lapidaria: “EL REMERO ES UN INCOMPETENTE”

En el año 2.002 se les presenta una nueva oportunidad al Equipo Latinoamericano.

El Dpto. de Tecnología y el de Unidades Estratégicas de Negocios había puesto en marcha un plan destinado a mejorar la productividad introduciendo novedosas modificaciones en la organización, que generarían sin lugar a dudas, incrementos sustanciales en la eficiencia. Serían la clave del éxito, el broche de oro de un trabajo que humillaría al mismísimo Peter Drucker y hacer añicos los Once Mandamientos de la Gerencia del Siglo XXI de Matthew J. Kiernan

Se realiza la competencia.............El resultado fue catastrófico.

El Equipo Latinoamericano llegó 9 horas más tarde que el Equipo Japonés.
Las conclusiones revelaron datos escalofriantes. Para el colmo, el Equipo Japonés optó por la alineación tradicional de:

1 Jefe de Remeros y 10 Remeros.

El Equipo Latinoamericano había utilizado una novedosa formación vanguardista integrada por seres humanos inherentemente buenos, enérgicos, creativos, confiables y capaces de lograr cosas grandes y maravillosas.

1 Jefe de Equipo.
1 Auditor de Calidad Total.
1 Asesor de Empowerment.
1 Consultor de Re-Ingeniería.
1 Analista de Procedimientos.
1 Experto en Tecnología Naval.
1 Contralor.
1 Psicoterapeuta Laboral.
1 Jefe de Sección.
1 Apuntador de Tiempos.
1 Remero.

Los informes de miembros destacados del equipo que participó en la competición, consignaban observaciones importantes y que habría que tomar en cuenta: He aquí algunas.

1° El Jefe de Equipo indicaba en su informe que El Remero, habiendo transcurrido las dos terceras partes del tiempo de competición, permanecía totalmente callado, era incapaz de establecer comunicación alguna, no hacía ningún caso a sus órdenes y se mostraba ajeno a la naturaleza de la competición y de su importancia para la empresa.

2° El Experto Naval, señala a su vez, que El Remero perdía el rumbo con demasiada facilidad, y que no era capaz de mantener el ritmo cuando los miembros del equipo tenían que desplazarse continuamente de un lado a otro de la embarcación para hacer los controles respectivos. Que no obstante el considerable peso de los equipos para establecer la dirección vía satélite instalados en la canoa (No confía en el GPS, porque tiene una variación de 3 cm. cada 25 Km.); pese a las maldiciones proferidas por el remero; estos están debidamente justificados y eran necesarios para no salirse del rumbo establecido,

3° El Consultor de Re-Ingeniería, en sus breves pero importantes conclusiones, anota que ante los continuos llamados de atención de los miembros del equipo, El Remero adopta una actitud intolerante y desafiante, comenta que varias veces fungió de portavoz haciéndole conocer las observaciones de los demás miembros del equipo pero este se muestra reticente, rechaza la obediencia debida en detrimento de las buenas relaciones que deben existir entre Jefe-Subordinado.

4° El Analista de Procedimientos, indica que El Remero hacia todo lo posible por limitar los movimientos de los miembros del equipo dentro de la embarcación, permaneciendo en un solo lugar e impidiendo así el desarrollo de una tarea eficaz y eficiente que aportara para el éxito de la competencia.

5° El Apuntador de Tiempos había observado que a partir de la vigésima quinta milla marina, El Remero manifestaba cierta dejadez y derrotismo. Era incapaz de seguir el ritmo de remadas cuya planificación respondió a una serie interminable de ensayos en el Dpto. de Investigación y Desarrollo de la empresa.
6° El Psicoterapeuta Laboral a su vez indica en su reporte que El Remero a partir de la sexta hora de competición presentaba un aspecto cansino, enfermizo y excesiva sudoración. Y que además desmotivaba a los miembros del equipo al indicar con palabras entrecortadas que mas parecían susurros “El único que aquí rema ... soy yo”, menospreciando el aporte de los demás miembros de la tripulación, personas con un alto nivel de apoyo; con un gusto por el riesgo y tolerancia para el "error constructivo".

Luego de varios días de agotadoras reuniones y profundo análisis, el Comité Ejecutivo junto con los Accionistas más representativos tomaron las siguientes decisiones:

1° Debido a los constantes fracasos, despediremos al Remero.
2° Recurriremos a la contratación de un nuevo Remero, pero lo haremos a través del outsourcing con el objeto de no tener que lidiar con el sindicato y no estar atados a contratos laborales anquilosados, que sin duda degradan la eficiencia y la productividad.

En la opinión de los miembros del Comité Ejecutivo de la Empresa, de la anterior historia se desprenden siete conclusiones importantes:

1º El Remero era Reactivo en lugar de ser Pro-activo.
2º Era flojo y no se apegó a la Misión, Visión, Objetivos, Estrategias y Tácticas de la Empresa.
3º ..................Y por si fuera poco; nunca supo trabajar en equipo.
4º No hay justicia en los torneos deportivos. No siempre gana el mejor. Los resultados lo confirman.
5º Los japoneses han acudido a la bio-tecnología, bio-genética y la robotización (Existen grandes sospechas que los remeros japoneses son en realidad robots).
6º Se debió tomar en cuenta las consideraciones de los especialistas, que recomendaban que dada la importancia de los temas medio ambientales se debía incorporar al equipo, un Especialista en Medio Ambiente (Se sugería un Ecologista Radical, miembro de Green Peace), entendiendo que las 10 empresas TOP del mundo, reconocen que la eficiencia ambiental es la mejor arma competitiva de nuestros tiempos.
7º Considerar la construcción a través de los contactos diplomáticos necesarios y suficientes, de un Mercado Común Interhemisférico, donde participemos junto a: Haití, Nepal, Burkina-Faso, Albania, Somalia, Etiopía, Azerbaiján y Afganistán.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres